.
Clavo de olor: aroma que atrae buenas energías

Clavo de olor: aroma que atrae buenas energías

El clavo de olor es una hierba oriunda de Indonesia en el continente asiático. Desde hace siglos, son ampliamente conocidas sus bondades no solo medicinales sino terapéuticas.
 
De igual forma, es ampliamente utilizada en la cocina para aromatizar y acompañar diversos platillos. Incluso, no se descartan sus propiedades afrodisíacas por lo que también pueden contribuir con el aumento de la potencia sexual. El clavo de olor también es utilizado en esoterismo como amuleto y para alejar las malas energías.

Lee también: 2 sencillas limpias personales con hierbas mágicas

Usos del clavo de olor en la medicina


 El clavo de olor tiene indicaciones para tratar distintos padecimientos.
  • Posee un elemento denominado eugenol, que puede prevenir la coagulación sanguínea.
  • Es provechosa para los tratamientos cardiovasculares.
  • Tiene propiedades anestésicas.
  • Es empleada en procedimientos para el tratamiento de caries y otras dolencias bucales.
  • Se emplea como analgésico y antiespasmódicas, gracias a los flavonoides.
  • Aporta altos niveles de magnesio, potasio, calcio y ácidos grasos omega-3
  • Previene padecimientos como la malaria, tuberculosis, cólera.
  • Combate el dolor de cabeza y las molestias de esa naturaleza.
  • Es utilizada para tratar el pie de atleta y las infecciones.
  • Combate las náuseas y dolores estomacales.
 

 

Recomendaciones del clavo de olor en el esoterismo


Es común emplear la esencia de clavo de olor para la realización de la meditación. Tiene facultades probadas para el amor.

Por otra parte, se hace uso del clavo de olor como amuleto poderoso. Puede anticiparse los sentimientos de otras personas.

Se estila coloca clavos de olor dentro de un trozo de tela blanco. Se coloca bajo la almohada, no sin antes concentrarse en la persona que se desea atraer.

El clavo de olor se emplea para paralizar o neutralizar a una persona, no para hacerle daño. En este sentido, se clavan en fotos y muñecos. Se dice que se hincaban clavos de olor en las casas para alejar las malas energías. Las curanderas, alejaban los hechizos con ajos y clavos de olor.
 
Para alejar los enemigos del hogar, se coloca tres clavos de olor y un poco de sal. Se mezclan ambos en un recipiente y se colocan bajo la cama durante 72 horas. Luego se enjuagan hasta que la sal desaparezca. Los clavos se encajan en la entrada de la casa, en la pared posterior, en una zona muy cercana al lugar donde se come.
 
Las frutas también son empleadas para absorber la energía. A las naranjas, por ejemplo, se le encrustan clavos de olor para repeler las malas vibras con el olor.

Se recomienda que se coloque en el centro de una mesa, de forma visible y expuesta estratégicamente.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes