.
¿Qué es la clarividencia?

¿Qué es la clarividencia?

Según la Real Academia de la Lengua Española la clarividencia es la facultad paranormal de percibir cosas lejanas o no perceptibles por el ojo y también la facultad de adivinar hechos futuros u ocurridos en otros lugares.

Sus otras dos acepciones, aunque no tienen nada que ver con el mundo esotérico, también nos dan pistas sobre lo que es, la facultad de comprender y discernir claramente las cosas y penetración, perspicacia.  
 
Una vez definido el tema de un modo más formal conviene hacerse ciertas preguntas tipo ¿Existe el don de la clarividencia?

La respuesta no puede ser sencilla, como en la mayor parte de las artes esotéricas todo depende de los ojos que miren. Pero hay ejemplos de personas clarividentes que cuentan con muchos adeptos como Baba Vanga, la considerada ‘Nostradamus búlgara'.

Lee también: ¿Qué es el Tercer Ojo?
 

Tipos de clarividencia


Si la respuesta a la pregunta anterior tiene una respuesta afirmativa el siguiente paso es descubrir los tipos de clarividencia que estudiosos del mundo esotérico han puesto sobre la mesa.

Siguiendo las informaciones disponibles podríamos tipificar los siguientes tipos:
  • Clarividencia simple: Es aquella en la cual el clarividente percibe el aura de las otras personas pero no ve sucesos de ningún tipo.
  • Clarividencia en el espacio. Consiste en la visión de cosas lejanas, situadas fuera del campo de visión ordinaria.
  • Clarividencia en el tiempo. En esta modalidad podríamos distinguir entre el pasado y el futuro. En el caso de la clarividencia del pasado se hace un recorrido por los sucesos que una persona ha vivido a lo largo de su vida.
En el caso de la clarividencia del futuro consiste en predecir determinados sucesos. Los presentimientos podríamos encuadrarlos en este tipo de clarividencia y los textos religiosos están plagados de este tipo de historias.
 
Al mismo tiempo podríamos diferenciar entre dos grandes grupos: clarividencia positiva y clarividencia negativa.
  • Clarividencia positiva. Es la que se ejerce de forma voluntaria por un sujeto plenamente consciente de lo que está haciendo.
  • Clarividencia negativa. En este caso la persona que tiene las visiones no tiene ningún tipo de control sobre ellas, desarrolla esta capacidad de forma completamente involuntaria y la falta de información puede ocasionarle trastornos en su vida diaria.

 Algunos rasgos de los clarividentes


  • La clarividencia puede estar presente en hombres y mujeres.
  • Generalmente esta capacidad está más desarrollada en los niños, pero los adultos también pueden tener este don.
  • No tiene un rasgo de personalidad específico, puede darse en cualquier persona independientemente de sus características. 
Como vemos la clarividencia es un mundo muy amplio en el que aún faltan muchos estudios que avalen una visión u otra.

Independientemente de su crédito o descrédito científico lo cierto es que, como muchas otras cosas en la vida, se torna en una cuestión de creer o no creer.
 

Te puede interesar: