.
Clariconciencia, el poder psíquico del conocimiento

Clariconciencia, el poder psíquico del conocimiento

La clariconciencia es la habilidad psíquica del conocimiento previo; por ejemplo, cuando “sabes” que alguien te miente (aunque no lo parezca), o visualizas el lugar donde se encuentra un objeto, que considerabas extraviado para siempre.

Si bien la clariconciencia suele ser confundida con la intuición, pueden diferenciarse en que la primera de ellas es un fenómeno que se produce espontáneamente (la certeza de un hecho que llega a ti, mientras meditas), mientras que la otra requiere un estímulo exterior.

Como capacidad psíquica, se trata de una habilidad bastante común, pero no tan popular como la clarividencia (ver lo que otros no ven), la clariaudiencia (escuchar mensajes de otros planos), o la clarisensibilidad (recibir información a través del tacto o las emociones de otros).

Los mensajes captados por los individuos con el don de la clariconciencia, tienen el peso de una certeza, suelen surgir de la nada (sin tener antecedentes previos del caso), y trascienden los deseos del ego (responden a la verdad, no al miedo, o los prejuicios).

El clariconsciente puede recibir información detallada, pequeños fragmentos de una idea o una inspiración repentina, que lo ayudan a resolver una situación conflictiva (problema) o amenazante. La mayoría de las personas con esta habilidad son creativos, ordenados, lógicos y con ansias de conocimiento.

Es importante hacer la salvedad de que los mensajes obtenidos a través de la clariconciencia, no tienen la interferencia de la mente consciente, más allá del proceso interpretativo posterior.

El sujeto acepta la información, no la crea y no debería manipularla con fines egoístas.

Lee también: Anja – Reconociendo el 6º Chakra

¿Cómo fortalecer la clariconciencia?


clariconciencia
Los individuos con esta habilidad pueden presentar un menor o mayor grado de destreza, (aquellos con capacidades más desarrolladas realizan con eficiencia actividades que nunca antes habían ejecutado, como dibujar).

Sin embargo, es posible ejercitar o fortalecer la clariconciencia a través de distintas prácticas como la escritura automática. Para ello escoge una hoja de papel (o un documento en blanco en tu computador), y escribe todo lo que venga a tu mente, incluyendo símbolos o imágenes.

Recuerda que las ideas deben fluir libremente, no intentes controlar el proceso o no surtirá el efecto deseado. Si tienes alguna creencia en particular solicita protección a tus guías espirituales, y que te ayuden a establecer conexión con la fuente divina e ilimitada de sabiduría.

La meditación también constituye un ejercicio especialmente recomendado, no sólo para los clariconscientes, sino para quienes deseen potenciar su intuición u otras habilidades de tipo psíquico (clarividencia, clariaudencia, clarisensibilidad).

Finalmente, otra actividad aconsejada es llevar un diario que te permita registrar las ideas o percepciones repentinas que recibas, sobre determinados hechos, y luego (con el paso del tiempo) corroborar su veracidad.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices