.
La Cartomancia

La Cartomancia

En la Cartomancia, se utiliza principalmente el Tarot, donde existen 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Es el Tarot de Marsella el más respetado e incluso el único válido según algunos tarotistas.


¿Cuándo utilizar la Cartomancia?


Muchas personas usan el tarot como una búsqueda sicológica profunda, para ubicarse de la mejor manera en el momento presente y la gran mayoría lo usa para aclararse orientaciones futuros o para adivinar su futuro.

Cuando te sientas confuso, cuando quieras saber qué opciones puedes tener para seguir adelante y vislumbrar caminos, o puertas aparentemente cerradas, cuando tienes una pregunta puntual en la que necesites orientación, o como una búsqueda personal en tu desarrollo, puedes recurrir a la fuerza de la cartomancia.

Lee también: Numerología: cómo habla de tu carácter

 

¿Cómo funciona la Cartomancia?


El cartomante tira las cartas e las interpreta según las dudas del consultante o de acuerdo a su visión espiritual. Pero ¿quién escoge las cartas? Es quien consulta y no el cartomante, por ello es importante que al escoger las cartas se esté concentrado en ellas y en las preguntas para las cuales quiero respuestas.

Consultar a un cartomante es recibir orientaciones a través de las cartas para resolver diversos problemas, teniendo como base las propias energías de las personas, porque la interpretación del "juego" solo revelará lo que está en el interior de ellas, pero que en ese momento no consiguen ver.

Hay varias formas de tirar las cartas del Tarot, siendo las más utilizadas la manera italiana, la gran estrella, la cruz de San Andrés, la Flamenca, la gran pirámide, el círculo encantado, entre otras.


 

El ambiente ideal para la Cartomancia


La lectura debe realizar en un ambiente calmo que transmita confianza a la persona que consulta.  Se aconseja el uso de incienso (ruda, sal gruesa, sándalo...) para "limpiar" el ambiente.
  • El mazo de cartas, debe ser escogido para ese fin.
  • Debe ser usado solamente por el cartomante y por quien consulta; no debe ser emprestado.
  • El mazo debe ser guardado en un lugar fijo, preferentemente en un cajón, envuelto en un paño ritual (mantel solo para las lecturas) o en una bolsa de género cosido a mano.
  • El mantel utilizado también debe ser utilizado únicamente para lanzar las cartas. El color escogido depende de las preferencias del cartomante, los colores más utilizados son, rojo, negro, púrpura, o morado.

Las personas recurren a la Cartomancia para resolver problemas, cuando tienen preguntas en su interior que no pueden ser respondidas por su intelecto y solicitan esta ayuda milenaria que representa en todas sus cartas un gran mandala, un camino interiro que va desde la libertad individual hasta la unión con todo el mundo.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta.

 
Artículos más recientes