.
Partes Arábigas, Puntos de especial sensibilidad energética

Partes Arábigas, Puntos de especial sensibilidad energética

Los antiguos griegos son los que originariamente utilizaron las Partes Arábigas en su estudio de los astros. Pero fue durante el medievo cuando los astrólogos árabes las revisaron y actualizaron.

A estos astrólogos le debe mucho la Astrología moderna, no sólo por desarrollar el estudio de las Partes Arábigas, sino también por la clasificación y concreción en la influencia de las denominadas estrellas fijas en general.

El carácter especial de estos puntos energéticos actualmente es muy tenido en cuenta por algunos astrólogos, mientras que otros relativizan su importancia, minimizando así su trascendencia.

Lee también: Profesiones para cada signo – entérate de qué profesión es más adecuada para ti

La fórmula de las Partes Arábigas


Partes Arábigas

Nacen mediante una sencilla ecuación de Adición o Sustracción. En la mayoría de los casos está compuesta por el Ascendente o Hyleg y dos planetas del tema natal.

Dicha ecuación normalmente señala un punto de la carta, signo y grado, al cual se le otorgan las cualidades provenientes de los elementos que intervienen en esa ecuación.

Una Parte Arábiga es básicamente una fórmula que mezcla varios elementos de la carta natal con la intención de resumir las influencias de esos elementos en un punto.

En la fórmula entonces se sumarán o se restarán ángulos. Dichos ángulos pueden hacer referencia a casas, cúspides, planetas y aspectos.

Cálculo de las Partes Arábigas

Los viejos astrólogos observaban para cada Casa una Parte Arábiga directamente relacionada con el asunto. A través de dicho asunto emitían sus dictámenes. De ésta forma de trabajar hoy en día solo se conserva la Parte de la Fortuna.

Estos puntos energéticos se calculan contando, a partir del Ascendente, idéntico número de grados que separan a dos planetas dados entre sí.

Para hacer el cálculo de la Parte Arábiga, por ejemplo la Parte de los Amigos, habrá que actuar de la siguiente manera:

Ascendente +. Significa que a partir del grado del Ascendente sumaremos o contaremos (en sentido zodiacal) el número de grados que separan (en sentido zodiacal) a la Luna de Mercurio. Luna/Mercurio. La barra diagonal no significa división sino simple separación.

En los casos en los que la natividad sea nocturna habrán de invertirse los planetas y contar en sentido zodiacal los grados que separan al segundo planeta del primero de los que forman parte de la fórmula.

Como indicamos al principio, las Partes Arábigas tuvieron su importancia en el pasado, y aún hoy son utilizadas por algunos astrólogos, aplicando sus fórmulas, pero existe una mayoría que ya no las considera importantes, dando lugar a que hayan caído en desuso.

Las Partes Arábigas son puntos energéticos que otorgan un valor añadido al lugar que ocupen en un tema natal.


También te puede interesar: