.
Conoce sobre la Canalización Espiritual

Conoce sobre la Canalización Espiritual

La Canalización Espiritual, o channeling (como se le conoce en inglés) es la técnica mediante la cual un individuo (el canalizador), establece contacto con seres que no se encuentran en el plano físico, lo que incluye tanto entidades de vibración elevada, como entes del bajo astral.

La canalización espiritual es un tratamiento especial que se basa en los conocimientos y sensibilidades psíquicas de una persona, logrando canalizar la información espiritual que proviene de otras dimensiones, con el objetivo de responder las dudas y encontrar las soluciones que estamos buscando.

Todos los seres humanos poseemos la capacidad de canalizar, así como de cambiar nuestra frecuencia de vibración energética, solo que la mayoría no cultiva esta cualidad y prefieren asociar estas comunicaciones, no convencionales, con los efectos de su imaginación o el estrés.

Se dice que somos seres de espirituales de luz que vivimos una experiencia humana a diario, donde es posible que los problemas y las dificultades nos abrumen y llegue el momento donde no encontremos soluciones factibles o un espacio de calma donde podamos liberarnos.

Durante una sesión de canalización espiritual nos pondremos en contacto, mediante la ciencia y el arte de la canalización, con nuestros maestros y guías.

Haciendo uso de técnicas como la visualización, la meditación o trabajos energéticos específicos, los cuales hacen posible los procesos de apertura, integración y desarrollo de lo vivido.

Por medio de la Canalización Espiritual se puede establecer conexión con entidades angélicas, desencarnados, maestros ascendidos y la propia divinidad interior: el Yo Superior o Yo Divino. Algunos practicantes de esta técnica, sugieren que también es posible contactar con seres de otras dimensiones y extraterrestres.

La Canalización Espiritual es una técnica recomendada para aquellas personas que atraviesan momentos de confusión, y desean obtener una guía sobre la situación que los aqueja.

Lee también: La verdad sobre los parásitos espirituales

Trabajar como canal


Aunque trabajar la Canalización Espiritual es una cualidad innata en los seres humanos (más no desarrollada del todo), ser canalizador requiere preparación para poder reconocer el tipo de entidad con la que se establece comunicación.

Es posible que un ente de vibración negativa, intente enmascararse como otro de polaridad positiva, por ello el canalizador debe reconocerlos mediante el contacto con su divinidad interior.

El canalizador siempre tiene el control y la capacidad de seleccionar al ser con el que contacta (puede aceptarlos o rechazarlos), analizar sus orígenes y la calidad de la información que desea transmitir.

La mayoría de los eventos de Canalización Espiritual suceden de forma consciente, con el canalizador enfocando algunos de sus sentidos en el espíritu, y transmitiendo la información que recibe.

Aquellas situaciones donde la entidad se apodera por completo del cuerpo del canalizador, son poco frecuentes y no aptas para ser practicadas por principiantes. No obstante, aun en estos casos el ente requiere el permiso del canalizador para ingresar.

3 pasos para la canalización espiritual


Canalización espiritual en 3 etapas

Cada terapista holístico o canalizador, tiene su propio método de Canalización Espiritual, basado en las enseñanzas que recibió, su propia personalidad y la motivación que origina la consulta.

Algunos canalizadores desarrollan el vínculo espiritual y hacia otras dimensiones, mediante el uso de la oración, la meditación, el Reiki o la visualización; y otros prefieren emplear instrumentos como el péndulo o el tarot.

Incluso existe un tercer grupo de canalizadores, que utiliza una combinación de ambos métodos (oración + instrumentos). No quiere decir que un sistema sea mejor que el otro, sólo existen distintos caminos.

Esta terapia de tratamiento espiritual cuenta con tres partes que se complementan y se relacionan entre sí, las cuales conforman una terapia integral y efectiva para cualquier persona, sin importar qué tan estancados se encuentren.

En rasgos generales, las sesiones de Canalización Espiritual siguen una pauta de estas tres etapas:

1. Conexión con el poder interior

En este punto, el canalizador entra en un estado de serenidad, para potenciar sus habilidades y contactar con su divinidad interior.

Meditación para comenzar el procedimiento

Se trata de una pequeña meditación guiada que logra abrir las capacidades del inconsciente de las persona. De esta forma se logra desarrollar la percepción dentro del mismo interior y comenzar a reconocernos como seres más allá de nuestra forma humana.

2. Canalización

Se trata del proceso de Canalización Espiritual propiamente dicho, a través del método o instrumento escogido por el canalizador, quien sostendrá una conversación con las entidades presentes, refiriéndoles el motivo de la consulta.

Contacto entre energías

En este momento las personas contactan con las energías de sus guías y maestros, donde ocurre la canalización. Aquí es donde hacemos preguntas y conversamos con seres universales que nos ofrecen diferentes percepciones de camino, la solución y sanación a nuestros problemas.

3. Revisión de la información      

Las informaciones obtenidas (frases, símbolos y otros) son analizadas e interpretadas para brindar una respuesta al consultante. Algunos canalizadores suelen grabar las sesiones, para no perder ningún detalle.

De vuelta al plano físico

En esta etapa la persona vuelve mediante las metodologías que han aprendido, donde lograron aclarar sus experiencias a través de esa conversación que permitió observar con mayor claridad los pasos a seguir, las decisiones correctas y la forma más idónea de avanzar.

Nuestro espíritu está en búsqueda y exploración de aquello que somos y de cómo vivir con tranquilidad en este mundo terrenal, en este sentido, con una sesión de canalización espiritual logramos observar con mayor claridad nuestro camino y salir de esas barreras que nos truncan un mejor futuro.

En las canalizaciones espirituales es necesario contar con una actitud positiva, una mente abierta y el aspecto más importante: lograr la conexión con el maestro ascendido.

Mensajes de luz


El contenido de los mensajes que se obtienen, a través de la Canalización Espiritual, permite determinar la naturaleza de la entidad, que está participando en la comunicación, sea ésta positiva o negativa.

Los mensajes de seres de luz o vibración positiva, no atentan contra la intimidad del consultante o del canal, exponiendo secretos dolorosos o situaciones que constituyen una vergüenza para él.

Una entidad positiva no recurrirá al chantaje o a la imposición, ni alimentará sentimientos de odio, rabia, rencor, desprecio. Este tipo de presencias producen desosiego e incomodidad en el canalizador.

Los auténticos mensajes, procedentes de la fuente divina o los espíritus puros, ofrecen conexión con el amor incondicional y la compasión universal. La intención es confortar y apoyar, no destruir.

La energía de estas presencias, trasciende las palabras, y aun las personas reticentes y escépticas pueden captar los significados más profundos de la información canalizada.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!