.
Calendario judío, los ciclos de la Tierra y de la Luna

Calendario judío, los ciclos de la Tierra y de la Luna

El calendario judío se basa en ambos tipos de ciclos. Por lo que es un calendario lunisolar. Pendiente tanto del ciclo de la Tierra alrededor del Sol, que dura un año, como del ciclo de la Luna alrededor de la Tierra, cuya duración es de un mes.

Se trata de un calendario que por su compleja concepción solar y lunar tiene parecido con el chino, sin que se conozca ningún tipo de influencia entre ambos. Se distingue en cambio del calendario gregoriano, que es utilizado de manera más amplia y está basado únicamente en el clico solar, y del que usa el mundo musulmán, desde Mahoma hasta hoy, que se rige por el ciclo lunar.

La versión que los judíos utilizan actualmente fue concluida por el sabio Hilel II en el año 359. Está basado en un algoritmo muy complejo que permite predecir cuáles serán las fechas aproximadas de la luna nueva.

También predice las distintas estaciones del año utilizando cálculos astronómicos y matemáticos, lejos de las observaciones empíricas de que se valieron hasta esa fecha.

Lee también ¿Qué es la Kabbalah? El árbol de la vida

Día, mes y año en el calendario judío


Calendario judíoComienza dicho calendario con la Génesis del mundo, la cual ocurrió, según sus tradiciones, el domingo 7 de octubre del año del año 3760 antes de Cristo. Sería la fecha equivalente al 1º de mes de Tishrei del año primero.

Así, el año del calendario gregoriano de 2015, por ejemplo, equivaldría al año judío de 5775, el cual empezó al atardecer el 25 de septiembre de 2014 y terminó el 13 de septiembre de 2015.

Día en el calendario judío

Comienza con el ocaso y termina con el próximo ocaso del día siguiente. Es decir, el día se cuenta de puesta de sol a puesta de sol. La diferencia con el calendario gregoriano es evidente, ya que éste cuenta el día que discurre de medianoche a la siguiente medianoche.

Mes en el calendario judío

Está basado en el ciclo que realiza la Luna al dar la vuelta completa a nuestro planeta. Desde la Tierra el ojo humano puede distinguir los cuatro estados de la Luna: nueva, creciente, llena y menguante.

El ciclo dura cerca de veintinueve días y medio. Como la cantidad de días en un mes tenía que ser exacta, el calendario judío utiliza meses de veintinueve y treinta días, intercalándolos.

Año en el calendario judío

Debe producirse el ciclo completo de las cuatro estaciones del año, además de que se cuente a su vez con un número exacto de meses lunares. Así, el año judío puede tener doce meses, que sería el año normal, o trece, que sería el año bisiesto.

 

El calendario judío, está basado tanto en el ciclo anual de la Tierra alrededor del Sol y como en el mensual de la Luna alrededor de la Tierra.


También te puede interesar: