.
¿Cómo el bloqueo de chakras afecta tus derechos de vida?

¿Cómo el bloqueo de chakras afecta tus derechos de vida?

El Hinduismo y el Budismo al igual que algunos modernos sistemas de creencias, basados en las tradiciones orientales, sostienen que existen centros de energía presentes en el cuerpo humano, los cuales denominaron chakras (del sánscrito “chakram”, rueda o círculo).  
 
De acuerdo a los especialistas esotéricos, los chakras se encargan de recibir y distribuir la energía vital en el cuerpo humano, con propósitos físicos o espirituales, regulando las funciones del sujeto.   
 
Aunque existen varios centros energéticos (de este tipo) en el cuerpo humano, se identifican siete de ellos como principales, ubicados en toda la extensión de la columna vertebral y la coronilla del cráneo.
 
A lo largo de los años, estudiosos del tema de los chakras  han descubierto la relación de estos centros de energía con mantras, sonidos, aromas, colores, cristales, y elementos de la naturaleza, entre otros. 
 
Un ejemplo de ello son las autoras Anodea Judith y Selene Vega, quienes en su libro Guía Práctica de los Chakras (1995), exponen siete derechos humanos básicos (de nacimiento), asociados a la energía de los chakras principales.
 
Estos derechos chakraticos son: el derecho a tener; el derecho a sentir; el derecho a obrar; el derecho a amar y ser amado; el derecho a decir y escuchar la verdad; el derecho a ver; y el derecho a saber.

Lee también: Aprende sobre el funcionamento de los chakras
 

Los derechos chakraticos


El mal funcionamiento de los centros energéticos, ocasionado por bloqueos o hiperestimulación, afecta la percepción del individuo sobre el merecimiento y manifestación de los derechos de vida, asociados a los chakras principales.  
 
Esta situación genera malestar, frustración y desequilibrio en los niveles físico, mental, espiritual y emocional. Conocer  los derechos chakraticos, garantiza una mejor comprensión de la propia naturaleza.
 
Asimismo, permite trabajar en aquellas circunstancias que experimentas en tu vida actual, acercándote a la idea de lo que realmente mereces, por el hecho de haber elegido manifestarte y existir.       
 

Primer Chakra: Derecho a Tener

El primer chakra o Muladhara, es conocido también como chakra basal, chakra raíz, chakra radical o centro coxal. Está ubicado en la base de la columna, en el perineo, entre los genitales y el ano. 
 
La asociación de Muladhara con el derecho a tener, se extiende más allá de una concepción materialista. No se trata del tener posesiones por el solo hecho de tenerlas, sino de tener para garantizar la supervivencia.  
 
En el libro Guía Práctica de los Chakras (1995), Anodea Judith y Selene Vega sugieren que “cuando se nos niegan las necesidades básicas de supervivencia (alimento, vestido, vivienda, calor humano, sanidad, un medio tolerable, un contacto físico) está amenazado nuestro derecho a tener”. 
 
Esto sugiere una conexión trascendental entre “tener” y “existir”. Al restringirse el derecho a tener, inician los cuestionamientos sobre la capacidad de merecimiento en otras áreas de la vida, como las relaciones, la prosperidad, la salud, etc.  
 

Segundo Chakra: Derecho a Sentir

El segundo chakra o Swadhisthana, es también llamado chakra sacro o centro sacro. Este punto energético se localiza en la región pública, específicamente entre la quinta vértebra lumbar y el hueso sacro.
 
El vínculo entre Swadhisthana y el derecho a sentir, expresa la necesidad de expresar los sentimientos, como un camino para el autoconocimiento: identificar lo que de verdad queremos, teniendo nuestras emociones como indicador.
 
Cuando se restringen las emociones (por bloqueos programados, impuestos por nosotros mismos o por terceros), se afecta la correcta expresión de la energía del segundo chakra, y con ello el derecho a sentir.  
 

Tercer Chakra: Derecho a Obrar

El tercer chakra principal o Manipura, es conocido como chakra del plexo solar o centro umbilical.  Este chakra está situado entre el plexo solar y la zona umbilical, debajo de la caja torácica.     
 
Manipura se relaciona con la facultad de actuar ante las circunstancias, de allí que su mal funcionamiento ocasione una restricción (en ocasiones autoimpuesta), sobre el derecho a obrar (actuar).  
 
La coerción que muchas veces ejerce la sociedad sobre la libertad de los individuos, los castigos impuestos sin explicación en la época de la infancia, condicionan al individuo a someterse y dejar de lado su derecho a obrar.    

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!



Cuarto Chakra: Derecho a Amar y Ser Amado

El cuarto chakra o Anahata, se le llama también chakra del corazón, centro cordial y chakra del amor incondicional. Se ubica en la región cardíaca, en el centro del pecho. Anahata es el puente entre los chakras inferiores y superiores. 
 
Este es quizás uno de los puntos más sensibles y está referida a nuestra capacidad de recibir y expresar amor, una cualidad que fue subestimada durante muchos años por la cultura moderna.
El desinterés por parte de uno o los dos progenitores, los conflictos raciales y culturales y el amor condicionado, son algunos de los factores que inciden de forma negativa en el funcionamiento de Manipura.
 
Esta situación genera en el individuo la creencia de que no tiene derecho o no merece ser amado, y por lo tanto anula (o dificulta) su capacidad de manifestar amor hacia terceros y hacia sí mismo.     


Quinto Chakra: Derecho a Decir y Escuchar la Verdad

El quinto chakra o Vishuddha, a menudo se le asigna denominaciones como chakra del cuello, chakra de la garganta, centro de comunicación o chakra del libre albedrío. Se localiza en la garganta, entre la laringe y la prominencia laríngea.
 
El derecho a decir y escuchar la verdad se restringe cuando se imponen secretos o la modificación de la realidad, por parte del grupo familiar o la sociedad, igualmente cuando existen situaciones que traición la confianza.
 
Si el individuo siente que su opinión ha sido criticada o no se le brinda la valoración que merece, comienza a cerrarse en sí mismo, desequilibrando el funcionamiento de Vishudda y con él, su derecho a decir y escuchar la verdad.   
 

Sexto Chakra: Derecho a Ver

El sexto chakra o Anja, es quizás el más conocido por uno de sus otros nombres: el Tercer Ojo. Asimismo es designado chakra frontal, Ojo de la Sabiduría, Ojo Interior y chakra de la conciencia. Está situado en el entrecejo (la frente).
 
El derecho a ver, vinculado con Anja, es afectado cuando se impone al individuo una situación falsa, o bien se descalifica su percepción de la realidad, tachándola de falsa e inocua. 
 
La imposición de una realidad forzada, hecha por terceros o autoimpuesta, puede incluso generar problemas en la salud visual física.
 

Séptimo Chakra: Derecho a Saber

El séptimo chakra principal o Sahasrara, llamado centro de la coronilla, chakra coronal, corona o flor de loto, se localiza en el centro del cráneo, sobre la fontanela anterior o bregmática.
 
En el caso de la relación de Sahasrara con el derecho a saber, se trata no solo del vínculo existente con la educación académica sino con la imposición de creencias, sean estás de tipo religioso o no.
 
Cuando se impone al individuo un sistema sin permitirle cuestionarlo, desde su punto de vista personal, se comete una infracción, tanto material como espiritual, cometiéndose un acto de violencia contra el derecho a saber. 


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.