.
Practica Biodanza y baila hacia tu bienestar

Practica Biodanza y baila hacia tu bienestar

La Biodanza es una herramienta terapéutica que impulsa el autoconocimiento y la superación personal de los individuos, a través de la conexión con manifestaciones artísticas, específicamente la música, el baile y el canto. Puede ser practicada por mujeres, hombres y niños, de cualquier edad. 
 
Su creador, el psicólogo y profesor chileno Rolando Toro Araneda (1924), define la Biodanza como un completo “sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias”.
 
Toro apunta que la Biodanza reúne estas funciones originarias de la vida, en 5 grupos, denominados Líneas de Vivencia, para lograr su abordaje efectivo. Los 5 grupos son: Vitalidad, Sexualidad, Creatividad, Afectividad y Trascendencia.
 
Con la Biodanza se busca reactivar capacidades como la alegría de vivir, el disfrute del deseo y el placer erótico, la expresión creativa, la creación de vínculos emocionales y la conexión con el universo.

Lee también: Atrévete a crear un círculo de mujeres

 

¿Cuáles son los beneficios de la Biodanza?


 
  • Es un gran instrumento para trabajar en el autoconocimiento
  • Disminuye los niveles de estrés, angustia y ansiedad en los practicantes
  • Ayuda a reaprender el camino de la afectividad positiva
  • Facilita el enfoque positivo, y el control de ideas negativas
  • Mejora la condición física
  • Restablece el vínculo con el universo
  • Alimenta al niño interior
  • Mejora la capacidad de comunicación
  • La meta es la integralidad del ser humano    
 
La Biodanza colabora con el proceso de exteriorizar ideas y sentimientos, de forma no hostil. Además de incluir en su práctica efectivas herramientas de curación alternativa, como musicoterapia y técnicas de relajación.


 

Biodanza en movimiento


Cabe destacar, que aun cuando para los estudiantes no es indispensable saber bailar para realizar Biodanza, los instructores certificados cumplen un extenso programa de formación de 3 años.      
 
Cada sesión de Biodanza dura un promedio de 01:30 a 02:00 horas, se realiza en grupos, dentro de espacios de gran amplitud o incluso en áreas al aire libre. Se busca tanto la comodidad de los practicantes, como fomentar su sentido de conexión.
 
Una sesión de Biodanza, consta de varias fases. El primer paso consiste en realizar un intercambio de experiencias entre los participantes, esta fase es conocida como relato de vivencias, y permite la exposición de los sentimientos individuales.
 
Seguidamente  se realiza una ronda, donde los practicantes forman un círculo dándose la mano, recordando el principio de igualdad. Es el momento en que se entra en movimiento, y se ejecutan los ejercicios de manifestación de la afectividad. Finaliza el encuentro con otra ronda, y despedida. 

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes