.
Baño de buena suerte para conseguir trabajo

Baño de buena suerte para conseguir trabajo

El baño de buena suerte para conseguir trabajo, permite desbloquear el mundo laboral. Muchas veces, las personas se sienten frustradas sin posibilidades aparentes de crecer y alcanzar una estabilidad.

Luego de ellos, el individuo experimenta a corto plazo y de forma efectiva, un cambio sustancial en sus posibilidades de empleo. Lo importante es fijar metas concretas para pedir lo que realmente se requiere.

Estos baños también se efectúan para mejorar aspectos que, aunque no funcionan del todo mal, pueden mejorar. Es el caso de ascensos en una determinada empresa u organización.

Lee también: Ritual para conseguir trabajo

Consejos para realizar el baño de buena suerte para conseguir trabajo


Consejos para realizar el baño de buena suerte para conseguir trabajo

El mejor día para efectuar este ritual es el domingo. Esto se debe a la conexión por cercanía con el día lunes, típicamente relacionado con el comienzo de una nueva etapa.

El horario más recomendado, entre las seis y las once de la noche.

Estos rituales no tienen efectividad si se realizan en momentos en que se está intranquilo o preocupado. La actitud mental debe ser de apertura y no de preocupación.

Los factores externos de distracción deben ser lo más reducidos posible por lo menos durante una o dos horas.

Primero baño de buena suerte para conseguir trabajo

En una bañera con agua, se coloca romero en sentido de las agujas del reloj. Posteriormente, se colocan varios dientes de ajo. Progresivamente, el agua se va llenando progresivamente a una temperatura aceptable y cómoda.

Finalmente, se agregan tres monedas que han sido energizadas previamente con agua mineral o de río mezclada con sal.

El último paso, la persona se sumerge en la bañera, pronunciando en todo momento frases positivas como “mi camino en el trabajo está abierto”.

Segundo baño de buena suerte para conseguir trabajo

También se puede escribir en un papel una oferta laboral atractiva o una hipotética, con la mayor cantidad de detalles deseados, incluyendo salario. Se coloca una vela de color azul sobre una bandeja de metal.

La oferta laboral se lee en varias ocasiones hasta, inclusive, llegar a memorizarla. Se quema el papel en la llama de la vela y las cenizas pueden enterrarse en un roble o fresno o en una planta de hierbabuena.

También se estila colocarlos en terrenos muy cercanos al lugar donde se encuentra la empresa a la cual se aspira.

También se recomienda, una vez obtenido el empleo, colocar una vela roja durante una semana, frente a una estampa o imagen de San Miguel Arcángel, esto con la finalidad de hacer que sea duradero y productivo.

Es importante recordar que debe implorarse que todo lo que llegue, sea bajo energía perfecta.


 

Te puede interesar: 

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior. Habla con nosostros en m.me/wemystices