.
¿Qué es el baño forestal?

¿Qué es el baño forestal?

El baño forestal o shinrin-yoku (en idioma japonés) es una técnica nipona de relajación que consiste en caminar por espacios verdes (bosque, parques), manteniendo una actitud meditativa.

Conocido también como baño de bosque, el baño forestal está basado en los ejercicios de meditación y atención plena del budismo zen japonés, y el contacto con lo natural propuesto por el sintoísmo.

El Sintoísmo es una corriente espiritual animista, propia del Japón, que recoge la devoción hacia los espíritus de la naturaleza (kami), los antepasados, y las deidades del Cielo y la Tierra.

La práctica del baño forestal surgió en la década de los 80, impulsada por la Agencia Forestal de Japón, como una forma de combatir el estrés de los ciudadanos, y renovar el contacto con la Naturaleza.

Pero no se trata de una simple caminata por el bosque o senderismo, sino que exige al practicante volcar sus cinco sentidos (vista, olfato, tacto, gusto, oído), en cada instante de la experiencia.

La duración del baño forestal puede durar de 15 minutos a 2 horas, e involucra la participación de un guía o monitor, encargado de canalizar la atención de los individuos en todos los aspectos del paisaje.

El guía también mide la presión arterial de los participantes, antes y después de la experiencia, para controlar los resultados.

Entre las actividades relacionadas al baño forestal, figuran: degustar un té o bebida natural, escuchar el sonido de los pájaros, observar el movimiento de las hojas, tener contacto con el tronco de los árboles y el aroma de las plantas.

Los ejercicios exigen un elevando nivel de concentración en el presente, cultivando la cualidad de apreciar el momento, sin perseguir un objetivo posterior. No existen ganadores o perdedores, solo el ser y la Naturaleza.

Lee también Limpiar energías negativas del cuerpo: Conoce las técnicas

 

Beneficios del baño forestal  

baño forestalEn Japón, el gobierno auspicia la práctica del baño forestal e incluso han promovido estudios científicos, que avalan el impacto positivo que representa la experiencia, para la salud integral de las personas.

En occidente, el baño forestal ha comenzado a popularizarse, durante los últimos años, siendo los parques urbanos los espacios más utilizados para este propósito, sin olvidar las áreas verdes en zonas distantes.

Aunque en Japón la presencia del guía es indispensable para motivar la atención en el ejercicio; en otros lugares del mundo, estudiantes de meditación y mindfulness lo ejecutan como práctica individual.

Entre los beneficios relacionados con esta actividad, se menciona la disminución de los niveles de estrés, ansiedad, ira y depresión; y la mejora de los patrones de sueño.

Adicionalmente, ayuda a controlar la tensión arterial; regula la función del sistema circulatorio; fortalece las facultades cognitivas; y favorece los procesos de concentración y relajación.


También te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices