.
Azabache, el ámbar de las brujas contra la negatividad

Azabache, el ámbar de las brujas contra la negatividad

El azabache, también conocido como “ámbar de las brujas”, es más que un cristal o piedra semipreciosa, se trata de fragmentos de madera fosilizados, con millones de años de antigüedad.

Las piezas de azabache se caracterizan por su color negro absoluto, (no incorpora otras tonalidades). Pueden encontrarse ejemplares opacos o pulidos, estos últimos son muy utilizados en joyería wiccana.

Una tradición popular en Sudamérica, consiste en regalar a los recién nacidos una figa (amuleto que representa un puño cerrado), tallada en un trozo de azabache para alejar las influencias negativas y el mal de ojo.

En el libro “Enciclopedia de cristales, gemas y metales mágicos” (1999), el escritor estadounidense Scott Cunningham (1956 – 19993) señala que el azabache está asociado al planeta Saturno, y los elementos Tierra y Akasha (Éter/Espíritu).

En el texto, Cunningham explica que el azabache es un mineraloide (sustancia natural de origen geológico), empleado con frecuencia en rituales de protección, buena suerte, adivinación y salud.

El autor, especializado en el tema de la Magia Natural y Wicca, recomendaba colocar un trozo de azabache bajo la almohada o colgado de la cabecera de la cama, para protegerse de las pesadillas.

Lee también: Piedras de protección para los signos del zodíaco

Usos del azabache


Usos del azabache

Para los practicantes de Magia Natural, el azabache es considerado un elemento receptivo, con interesantes propiedades como fortalecer la conciencia psíquica y la espiritualidad, y absorber las negatividad.

Asimismo, es capaz de impregnarse de la energía de su portador, por lo que es uno de los talismanes más personales, y debe evitarse (a toda costa), que personas ajenas lo manipulen.

Un conocido amuleto para conservar la buena salud consiste en guardar una pieza de azabache, con hojas secas de salvia y lavanda, en una bolsita de tela color verde, que debe cerrarse con un listón (cinta/cordón) del mismo tono.

Otros de los usos del azabache es limpiar de energías discordantes, en piedras y cristales. Para ello únicamente deben colocarse los ejemplares minerales en contacto con el elemento, dentro de un recipiente, por algunas horas.

Si te sientes cargado con negatividad, sostén un azabache en tu mano dominante (aquella con la que escribes) y te ayudará a liberarte de las tensiones. Asimismo, este elemento actúa contra los bloqueos espirituales.

De la misma forma, ayuda a sobrellevar los procesos de duelo; combate la depresión y la tristeza; atrae las aventuras (si se le combina con un cuarzo cristal/transparente); brinda fortaleza de espíritu y repele el mal de ojo.

Astrológicamente,  puede ser utilizado por nativos de todos los signos del zodiaco, pero posee una particular afinidad con Aries, sagitario, Acuario, Capricornio, Piscis, Escorpio y Géminis.

En la terapia de equilibrio de los chakras, este elemento es utilizado para estimular el centro energético del corazón (cuarto chakra/Anahata). También favorece la apertura del Tercer Ojo (sexto chakra/Anja).


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices