.
Pitta: Sabe más sobre uno de los tres doshas en ayurveda

Pitta: Sabe más sobre uno de los tres doshas en ayurveda

En artículos anteriores hemos hablado sobre lo qué es ayurveda y sus aplicaciones y beneficios. En este artículo vamos a profundizar en el concepto ayurvédico de pitta.

A modo de síntesis, el ayurveda es el primer sistema médico que integró como parte de un todo el cuerpo, la mente y el espíritu. De esta forma, toda experiencia positiva o negativa a nivel corporal tiene su incidencia mental y lo mismo acontece al contrario.

Lee también: Los doshas en ayurveda

¿Qué es pitta en ayurveda?


Pitta: uno de los tres doshas en ayurveda

En la medicina ayurvédica, pitta es uno de los tres doshas de los que se compone el cuerpo.

El concepto de doshas o humores, son las fuerzas que interactúan y se encuentran presentes en el ser humano. En este caso, pitta es el principio que dirige el orden de las cosas.

Cada persona puede tener una carga menor o mayor de alguno de los doshas y eso se traduce en determinadas características físicas o psíquicas.

Personas con constitución pitta


Quienes tienen un predominio de la energía pitta son, generalmente, personas que dedican un gran espacio a lo intelectual. Suelen ser buenos gerentes y en el mundo laboral ocupan funciones ejecutivas.

Si nos referimos a las características físicas suelen tener una constitución corporal intermedia y suelen mantener cálidas las extremidades.

Su forma de enfrentarse a la frustración no siempre es la más acertada, pues responden con ira e irritabilidad cuando algo no sólo como ellos se esperan. Se dice que la energía pitta está compuesta por los elementos fuego y agua, y a veces, ese fuego les juega malas pasadas.

En el lado positivo suelen ser personas valientes, enérgicas y buenas comunicadoras.

Cuando hay un desequilibrio de esta energía las personas tienden a tener problemas estomacales, infecciones y erupciones en la piel. El hígado, el bazo y la sangre suelen ser sus puntos débiles.

¿Cómo equilibrar la energía pitta?


Para una persona con constitución pitta la clave es la moderación. Moderación emocional, a la hora de alimentarse, en su nivel de auto exigencia y en los niveles tolerables de estrés.

Si esta energía ya se encuentra desequilibrada lo aconsejable es practicar un estilo de yoga que se adecúe a su energía y utilizar esencias como la lavanda, el sándalo, la rosa y el jazmín.

La meditación es otra herramienta fundamente para equilibrar la energía pitta puesto que ayuda a aprovechar el momento presente, proyectando menos y disfrutando más.

En cuanto a las terapias con colores, el verde o el azul, serán los colores elegidos para encontrar el equilibrio.

Y, por supuesto, la dieta ha de mudar, las frutas dulces y maduras, las hortalizas dulces, amargas y de hoja, los cereales y los lácteos deben estar presentes en sus programas de alimentación.


 

Te puede interesar: