.
Aventurina, la piedra de la eternidad y serenidad

Aventurina, la piedra de la eternidad y serenidad

La aventurina o venturina, es considerada la “piedra de la eternidad” por los practicantes de Magia Natural, debido a que se le atribuye la propiedad de propiciar un estado de serenidad, transmutando los miedos relacionados con la ilusión del tiempo (vejez y muerte).

Como una variedad de cuarzo, perteneciente a la categoría de los minerales óxidos, la aventurina puede ser encontrada en diferentes colores (roja, parda, amarilla, naranja), pero su variedad más conocida y de mayor uso es la verde.

Lee también: Cuencos de cuarzo, música y sanación

Entre las propiedades que se la adjudican a la aventurina verde, figura impulsar la creatividad; atraer la buena suerte y la prosperidad; acelerar los procesos de sanación; equilibrar las emociones; e inducir la tranquilidad.

También es empleada en rituales de protección, y para mejorar la conexión con la Naturaleza, dado que por su color verde, los antiguos eruditos la asociaban con los secretos de la Tierra y la vegetación.

Se dice que la aventurina absorbe las energías negativas, y además contrarresta los efectos de la radiación emitida por los aparatos electrónicos (celulares, computadores, televisores, y otros).

Astrológicamente, puede ser utilizada por nativos de cualquiera de los 12 signos del zodiaco, pero tiene especial afinidad (vibracional) con Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Libra, Virgo, Escorpio, Capricornio y Sagitario.

¿Cómo utilizar la aventurina?


aventurina

En las terapias de sanación holística dirigidas al equilibrio energético y de los chakras, la aventurina es usada para mejorar la conexión entre los cuerpos físico, mental y emocional.

De la misma forma, es empleada para estimular y balancear el segundo chakra (Swadhisthana/ chakra bazo o sacro), el tercer chakra (Manipura/ chakra plexo solar) y el cuarto chakra (Anahata/ chakra corazón).

En Cristaloterapia, esta variedad de cuarzo es empleada como tratamiento complementario en afecciones de la vista, y enfermedades relacionadas con el sistema nervioso, el metabolismo, la piel, el corazón y la circulación.

La aventurina también es un aliado en los procesos de meditación (mejora la concentración), especialmente aquellos orientados a buscar el equilibrio entre las energías femenina y masculina.

En el hogar, es una pieza común en la elaboración de jardines de cristales (internos), efectivos para proteger la casa, y funcionar como una fuente de energía, positiva y armónica.

Igualmente es colocada cerca de aparatos electrodomésticos, para anular sus radiaciones. La aventurina es recomendada para tratar la inestabilidad emocional y nerviosa, y mantener limpia el aura.

Esta piedra también es un ingrediente muy popular en la preparación de amuletos para atraer la prosperidad, la buena suerte (talismanes para jugadores) y mejorar la comunicación entre las parejas.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices