.
La Aromaterapia Puede Aflorar Su Lado Más Sensible

La Aromaterapia Puede Aflorar Su Lado Más Sensible

Los beneficios de la naturaleza son innumerables y día a día son más reconocidos por la ciencia moderna.

Parte de los recursos naturales son obtenidos por el ser humano para ser procesados y convertidos en aceites y líquidos que se emplean para el beneficio tanto corporal como psicológico.

Es parte de las bondades de la Aromaterapia, despertar los sentidos para estabilizar las emociones.


La aromaterapia logra rescatar la esencia de la naturaleza


La Aromaterapia no es un tratamiento reciente. Muchos la vinculan con terapias milenarias empleadas por la cultura china  y hasta por los egipcios para preparar a sus muertos.

Grandes nombres de la historia universal resaltan por sus preparados con hierbas y aceites para recuperar a los pacientes, como es el caso de los griegos.

No fue sino hasta 1930 cuando se acuñó por vez primera el término Aromaterapia por el francés René Gattefosse quien resaltó que los perfumes y artículos cosméticos son sólo parte de lo que puede extraerse de plantas, flores, semillas y cortezas.

Gattefose indicó que puede llegar a tratar enfermedades y puso como ejemplo la lavanda, capaz de tratar quemaduras.

La Aromaterapia es vista por algunos como parte de un enfoque integral con la ciencia tradicional, con la propieda de prevenir y contrarrestar los efectos negativos de algunos padecimientos tanto físicos como mentales.

Lee también: ¿Conoces el Oilpulling?
 

Mente y cuerpo se vinculan con la aromaterapia


La volatibilidad de algunos elementos empleados en la Aromaterapia también puede llevar a la relajación, meditación y manejo de situaciones de stress.

Los aromas entran a través de nuestros sentidos de una forma inconsciente y pueden llegar a actuar directamente en esa área física que necesita atención.

Muchos investigadores coinciden en que las personas son más sensibles a los olores que a cualquier otro sentido. La Aromaterapia puede propiciar recuerdos ya que actúa en el hemisferio que también está vinculado con la memoria.

Es común que las personas al percibir una fragancia la vinculen con alguna situación o episodio de su vida, tanto positivo como negativo.

Si se analizan y replican, es probable que se establezca un patrón para hacer persistir determinada sensación de satisfacción, seguridad y tranquilidad, por nombrar sólo algunos.

 Aromaterapia al alcance de su mano


  • La lavanda puede ser un excelente sedante y tranquilizador. Es empleada para combatir la depresión y también es vinculada con la regulación de la hipertensión.
  • La menta es descongestionante y hasta tiene propiedades afrodisíacas. Problemas estomacales, respiratorios y gripales son atacados con este tipo de aceite.
  • El sándalo es empleado como preparatorio para la fase de meditación.
  • El pomelo trata en la Aromaterapia el estrés y la ira.
  • El ciprés es una alternativa para tratar alergias.

 

Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes