.
Aragonite: propiedades, usos y beneficios

Aragonite: propiedades, usos y beneficios

El nombre aragonite viene del nombre del pueblo de Aragón, en España. De origen hidrotermal, la aragonite se encuentra en las grietas de la roca.

También se forma como conglomerado en manantiales de agua caliente y en la precipitación inorgánica de calcio en aguas superficiales. Entre las diversas variedades de aragonite están sus propiedades fluorescentes de color azul derivado del cobre.

Desde hace mucho tiempo el cobre se ha consagrado a Venus, y la aragonite por contener altas cantidades de cobre que además es un poderoso conductor de energía, también es una ofrenda a la diosa del amor.

Esta piedra tiene muchísimas propiedades, produce una sensación de optimismo y de resolución, ayuda a encontrar la raíz de los problemas para hacerles frente y poder avanzar, la aragonite azul facilita la expresión de sentimientos.

Propiedades de la aragonite


Aragonite

Esta piedra es de curación, de conexión y sintonía con la Diosa de la Tierra, alienta la conservación y la renovación. Esta piedra transforma el estrés geopático y limpia los bloqueos de los nodis (canales místicos por donde pasa la energía entre chakras).

Tiene la capacidad de concentrar y conectar las energías físicas a la tierra, es muy útil en períodos de estrés. La aragonite estabiliza el chakra básico y el chakra estrella, profundizando la conexión con la tierra.

Esta piedra permite una regresión suave a la infancia o a momentos anteriores a la infancia, para explorar el pasado.

En el plano psicológico

La aragonite transmite paciencia y aceptación. Combate la hipersensibilidad. Es buena para las personas que exigen demasiado de sí mismas, facilita la delegación. Su energía práctica alienta la disciplina, la honestidad y desarrolla un enfoque pragmático de la vida.

En el plano mental

Esta piedra ayuda a la concentración sobre un asunto en particular, aportando flexibilidad y tolerancia mental. Permite comprender la causa de los problemas y de las situaciones.

En el plano emocional

Esta piedra combate la rabia y la tensión emocional. Ofrece fuerza y ​​apoyo.

En el plano psicológico

Es una piedra que nos hace sentir cómodos y bien con nuestro cuerpo.

En el plano espiritual

La aragonite estabiliza el desarrollo espiritual que pueda estar fuera de control.

Propiedades medicinales


La aragonite calienta las extremidades, activando la energía en todo el cuerpo. Cura los huesos, ayuda a la absorción de calcio y restituye la elasticidad a los discos. También alivia el dolor.

Esta piedra evita los temblores nocturnos y los espasmos musculares. Fortalece el sistema inmunitario y regula los procesos nocivos que se estén desarrollando de forma demasiado rápida.

Es útil para que las personas muy volátiles se conecten a su propio cuerpo y a la madre tierra.

Cómo usar

La forma de usar es muy simple se puede llevar como un talismán, en un colgante, pulsera, pendientes o simplemente en el bolsillo.  Ayuda a combatir los problemas con la adicción al alcohol.

Es beneficiosa y facilita es paso de etapas complicadas como la adolescencia rebelde, las crisis en la edad media, la menopausia o ciclos de depresión.

Para aliviar dolores es muy simple de usar, sólo debe colocar la piedra sobre la parte afectada o utilizarla en un baño de sumersión.  También puede ponerla debajo de la almohada para combatir la agitación nocturna.

Es un útil reconfortante de las manos y puede acariciar la piedra durante algunos minutos.


Te puede interesar: