.
Anubis da la bienvenida a los muertos

Anubis da la bienvenida a los muertos

El Dios egipcio, Anubis, se asocia con la imagen de un chacal. En principio, se dice que era catalogado como el Dios de los muertos. Sin embargo, se dice que fue relegado por Osiris cuando se le concedió ese culto.

Es considerado como uno de los dioses más antiguos de la mitología, catalogado como aquel que guía a los muertos al más allá. También, es quien dirige las sepulturas, protege a los embalsamadores, acompaña la momificación. De ahí que recibiera también el epíteto de “el que preside la tienda divina”. En estos rituales comparte honores con Osiris.

Anubis, estaba acompañado por siete espíritus identificados como Amset, Duamutef, Kebehsenuf, Jerybakef, Mejenti-irti, Maa-an-tef y Hapy. Esta comitiva también acompaña a Osiris.

Este Dios está asociado con el solsticio de verano así como Upuaut acompaña el Solsticio de Invierno. De acuerdo a los egipcios, Anubis le quitaba el corazón al difunto para finalmente llevarlo ante el juicio final

A partir del Reino Nuevo es llamado también “El que cuenta los corazones, ya que Anubis imponía las manos al difunto para quitarle el corazón y llevarlo al juicio.

Lee también: Shiva - Dios de la destrucción y del cambio

Anubis tenía como misión dar la bienvenida a los muertos, hacerles perdurables en el tiempo, purificar sus corazones. Adicionalmente, es quien realiza ofrendas a las deidades para que la persona fallecida pueda convertirse en un ancestro eterno.

Cómo está representado Anubis


El Dios Anubis es descrito con cuerpo de hombre pero con cabeza de chacal. Su pelaje era negro aunque para la época los perros poseían características más bien rojizas. Su rostro también es negro, en representación de los cuerpos que sufren un proceso de putrefacción; también en señal de la tierra en la que se siembra. Anubis también representa la fecundidad.

Se piensa que la asociación con  el chacal, se debe a la práctica de los perros de rastrear las tumbas, desenterrar los muertos y alimentarse. Al honrarle, se pretende que se convierta en protector del proceso de entrega del alma. En algunas imágenes aparece justo al lado de Osiris.



De acuerdo a los textos originarios, Anubis era hijo de Osiris y Neftis. Este embarazo fue por error ya que Neftis se disfrazó de Isis y gracias a ese engaño, nació Anubis.
 
Los sacerdotes de Anubis, empleaban máscaras durante la fase del embalsamamiento del faraón. Sopesaba en una balanza los corazones de los difuntos. Esta misión la compartía con Horus.
 
Su imagen es muy observada en las necrópolis egipcias.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes