.
Ansiedad: Flores de Bach para su tratamiento

Ansiedad: Flores de Bach para su tratamiento

La terapia de las Flores de Baches una poderosa terapia empleada para tratar muchas afecciones físicas pero también anímicas. Una de ellas es la ansiedad, con un elevado porcentaje de efectividad.

Se dice que es una práctica sumamente segura, sin efectos negativos ni contraindicaciones por lo que puede ser realizada sin temor alguno.

Es considerada como complementaria por lo que es perfectamente compatible con la medicina tradicional.

Lee también: Flores de bach para adelgazar

Tratamientos con Flores de Bach para la ansiedad


La ansiedad aqueja a todos los grupos etarios y sociales. Se trata de una sensación de angustia que acompaña a las personas cuando sienten que no están a salvo en ningún lugar ni en ninguna situación.

Para lograr un estado de equilibrio, se recomiendan algunas Flores de Bach.
  • Aspen:  temores y miedos en general, pueden ser tratados.
  • Crab Apple:  sensación de ansiedad por suciedad y falta de orden.
  • Sweet Chesnut: controla la ansiedad generada cuando se siente que se han alcanzado niveles superiores de descontrol.
  • Red Chesnut: ideal para las personas que se preocupan excesivamente por la seguridad del entorno.
  • White Chesnut: pensamientos recurrentes que acosan a los individuos y le generan ansiedad.
  • Minulos: temores y ansiedades vinculadas al miedo a hablar en público, a los animales, insectos, roedores.
  • Centaury:  para temores propios de los individuos a quienes les afecta enormemente el no ser aceptados por su grupo de amigos o su entorno familiar.
  • Rescue Remedy: puede tomarse previo a situaciones que por lo general generan estrés como citas médicas u odontológicas.
  • Cerato: ansiedad y temor a equivocarse.
  • Impatiens: impaciencia y descontento por no aceptar el ritmo de los acontecimientos.
  • Larch: falta de autoestima.
  • Nogal: mejora la ansiedad por problemas económicos o laborales.
  • Chicory: temor a que no se nos valore.
 

Se considera que las Flores de Bach son más efectivas si se toman minutos previos a los horarios de comida o después de modo que los alimentos no interfieran en su acción.

Su consumo puede realizarse directamente bajo la forma de flores o a través  de tinturas que pueden ser consumidas directamente.

Se mezclan con unas gotas de agua, cuatro veces al día. Sin embargo, los tres primeros días del tratamiento pueden ingerirse a voluntad. En situaciones críticas, la dosis puede incrementarse pero es aconsejable que se mantenga.

Los homéopatas también pueden mezclar entre sí las Flores de Bach para alcanzar mejores resultados.

No obstante, no debe realizarse esta combinación si no es por especialistas ya que es el único que puede llevar a cabo una revisión personalizada de los temores, miedos y ansiedades.
 

Te puede interesar: 

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes