.
Anja - Reconociendo el 6º Chakra

Anja - Reconociendo el 6º Chakra

El 6º Chakra, es designado con el nombre de Anja, que en lengua sánscrita quiere decir “percibir” o “conocer”. También se le atribuyen otros nombres como chakra frontal, Ojo de la Sabiduría, ojo interior, Tercer Ojo y chakra de la conciencia.

Ubicado un dedo por encima de la base de la nariz, entre las cejas, Anja representa la percepción que tiene el sujeto de sí mismo, la capacidad psíquica, la intuición, el pensamiento abstracto y la deducción.

El 6º chakra refleja el sentido práctico, la asertividad, la visualización, el análisis de las ideas dirigido a la comprensión y creación de la realidad, propia y externa. El Tercer Ojo es la puerta a otros planos.

En el cuerpo físico, Anja rige el tálamo, la pituitaria, el rostro, los ojos, el cerebelo, el sistema nervioso central, senos paranasales, y la hipófisis.

Lee también: ¿Sabes cómo funcionan los chakras?

Funcionamiento del 6º Chakra


Funcionamiento
Cuando Anja trabaja armónicamente, observamos que la percepción sensorial y extrasensorial del individuo se amplia, al igual que mejora su espiritualidad y la conexión con la Divinidad; obtiene facilidad para la visualización, desarrolla la  intuición y habilidades psíquicas como la clarividencia.

Por el contrario, la falta de equilibrio en el 6º chakra  indica una persona que vive y se expresa únicamente desde el raciocinio, que solo cree en aquello que conoce y entiende, desvirtuando experiencias de otro tipo. El sujeto intenta invalidar las creencias de otros e imponer las suyas, para su propio beneficio.

La baja energía en Anja, provoca un distanciamiento creciente de la espiritualidad, deseo exacerbado por todo lo material, perdida de la calma en situaciones de gran exigencia, alucinaciones y patrones emocionales nocivos.

Bloqueos en el 6º chakra, apuntan hacia sujetos que pierden la percepción de sí mismos, y se muestran desorientados a la hora de emitir juicios de valor, sobre vivencias o personas. Esto también puede manifestarse como una percepción alterada de la realidad, que convierte al individuo en protagonista de fantasías negativas que él considera la verdad.

Reactivando el 6º Chakra

Para purificar y reactivar Anja, los especialistas recomiendas observar el cielo de noche, y visualizar objetos de color añil (el tono principal de Anja). Otra opción para complementar el proceso de limpieza, es la vocalización del mantra KSHAM, relacionado con la vibración del 6º chakra.

Las meditaciones guiadas o el uso de formas geométricas básicas en las visualizaciones, generan gran impacto positivo en Anja, al igual que el uso de los aceites esenciales de anís estrellado, violeta, menta, rosa, y jazmín.

En Cristaloterapia, se utiliza lapislázuli, sodalita y zafiro, para estimular las energías en el 6º chakra.

El sexto chakra Anja y el color violeta


anja

La mejor manera de estimular este poderoso chakra es con los colores índigo y violeta, ya que estos tienen la capacidad de abrirlo, lo cual produce sosiego, tranquilidad y paz espiritual.

Estimular este centro energético con el color violeta, permite que los sentidos se abran y se hagan más sensibles a percibir el mundo espiritual.

Cuando el chakra anja se encuentra desequilibrado, nuestras funciones mentales se encontrarán disminuidas, lo cual se manifiesta en dificultad para pensar, planificar y organizar.

En este estado mental es muy sencillo que tengamos ideas erróneas y que llevemos a cabo proyectos que pueden ser poco beneficiosos para nosotros, e incluso, llevarnos a situaciones de riesgo o peligro. A nivel físico, este desequilibro energético puede causar malestares en la vista, problemas de salud visual como cataratas y miopía, vértigo y sinusitis.

Anja y su manifestación a nivel emocional


chakras

En este chakra reside la fuerza que proviene de un plano superior. Representa la intuición, la clarividencia y las precepciones extrasensoriales. Una persona que el chakra anja limpio, tiene la capacidad de realizar premoniciones de forma sencilla, sin esfuerzos, de manera natural, incluso sin ser consciente de ello.

La meditación, concentrándonos en el sexto chakra, que se ubica en la frente, justo en el entrecejo, permite el desarrollo de la capacidad de discernimiento, lo que nos ayuda a tomar mejores decisiones en la vida, además, permite que podamos controlar la mente concreta de forma tal que mejora nuestra capacidad de enfocarnos en determinada cosa a voluntad y sin esfuerzos.

Esto es beneficioso cuando nos encontramos en estados de turbulencia emocional donde la mente toma las riendas y nos hace pensar cosas negativas que nada aportan a la solución de los conflictos existentes. Este es el centro de sabiduría y visión hacia dentro de nosotros mismos, y dominando este centro, logramos eliminar los parásitos mentales y emocionales que muchas veces atormentan nuestra vida.

En momentos de confusión, podemos utilizar la imaginación y llevar luz a ese chakra, este ejercicio nos hará experimentar un cambio de estado de ánimo, donde tendremos mejor comprensión sobre cualquier clase de asunto que nos esté afectando.


Te puede interesar:  

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices