.
Anahata - Reconociendo el 4º Chakra

Anahata - Reconociendo el 4º Chakra

El cuarto de los siete chakras principales, es designado con el nombre de Anahata, que en sánscrito se refiere a algo que no ha sido tocado, el sonido producido por dos elementos que se encuentran pero no colisionan. También es conocido como chakra del corazón, centro cordial, y chakra del amor incondicional.
 
Ubicado en la región cardíaca, en el centro del pecho, Anahata es la conexión entre los 3 chakras superiores (5º Vishuddha, 6º Anja, 7º Sahasrara) y los tres inferiores (1º Muladhara, 2º Swadhisthana, 3º Manipura).
 
El 4º chakra representa la aceptación, tanto interna como externa. En Anahata nace el amor en todas sus manifestaciones,  y exploramos los distintos estados de ánimo y la compatibilidad entre ellos.   
Este centro de poder está vinculado con la percepción de las manifestaciones artísticas, la comprensión, el Amor Divino, el eco de las vibraciones energéticas propias y las del entorno, la capacidad de transformación y sanación.
 
En el cuerpo físico, Anahata rige el corazón, la parte baja de los pulmones, el timo, el sistema inmunológico, la piel, el sistema circulatorio, la zona alta de la espalda (incluida la caja torácica), y el nervio vago o neumogástrico.

Lee también: ¿Sabes cómo funcionan los chakras?

 

Funcionamiento del 4º Chakra


Cuando Anahata trabaja armónicamente, el individuo desarrolla paz, reconciliación, compasión y amor incondicional; eleva su capacidad de autocuración; vive el proceso de gratitud; mantiene una actitud positiva pero realista y equilibrada;  percibe el Universo como la Unidad del Todo, y puede proveer de sanación (espiritual o física, dependiendo de su área de trabajo) a terceras personas. 
 
Si se detecta exceso de energía en el 4º chakra, el sujeto presenta síntomas de resentimiento; continuamente ofrece su apoyo a los demás esperando reconocimiento; manifiesta una necesidad creciente de que sus sentimientos sean validados por otros o bien se cierra ante la posibilidad de recibir amor.   
 
Por el contrario, la baja energía en Anahata señala fuertes problemas de dependencia, vulnerabilidad y manejo del rechazo; el individuo puede ofrecer afecto impersonal, pero cuando la relación se torna profunda prefiere huir.
 
Bloqueos en el 4º chakra indican depresión severa, sentimientos descompensados, el sujeto se vuelve frío y distante, egoísta y padece de dolor emocional; paulatinamente pierde la capacidad de dar amor y se muestra desorientado ante su misión de vida.
 
El individuo comienza a sentirse solo, desconectado del mundo, culpa a la Divinidad de sus infortunios, asume una actitud fatalista y cree que el Universo conspira en su contra, por lo que en su afán de tener control puede llegar a ser cruel.    
 

  
 

Reactivando el 4º Chakra


Para limpiar y activar a Anahata, se recomienda realizar caminatas por espacios naturales, donde predomine el color verde (tono de Anahata), también resultan beneficiosas las visualizaciones con elementos de este color o rosado, y la vocalización del mantra YAM.
 
En Aromaterapia, se emplean los aceites esenciales de rosa, jazmín, pino y nardo para estimular el 4º Chakra. Igualmente es apreciado el uso de jade, cuarzo rosado, kunzita rosada, esmeralda y turmalina rosa, como amuleto potenciador.
 
En cuanto a las actividades físicas, además del yoga, es útil realizar ejercicios respiratorios, practicar afirmaciones de amor, perdón y gratitud, y ayudar al prójimo si se ofrece la oportunidad.  

  

Te puede interesar:  

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes