.
Amuletos y protección espiritual

Amuletos y protección espiritual

Los amuletos son elementos de protección que también pueden traer buena suerte. El elemento supersticioso está presente en los amuletos ya que se le concede un poder sobrenatural más allá de cualquier raciocinio o leyes de la naturaleza.

Se dice que en la prehistoria, los seres humanos acostumbraban a buscar protección de todos los males. En principio se trataba de rocas, maderas y otros objetos. Los amuletos también comenzaron a ser protagonistas de situaciones especiales en la vida y a los que se les atribuían características sobrenaturales.

Los especialistas aseguran que la diferencia entre los amuletos y los talismanes radica en que éstos últimos trabajan mucho más las energías hasta el punto de dejar “preparados” los objetos seleccionados.

Lee también: Conozca los amuletos de protección

 
Clasificación de los amuletos



De acuerdo a su objetivo, los amuletos pueden clasificarse en:  
Por lo general, los amuletos se colocan en zonas cercanas al cuello o al cuerpo en general  para aumentar su poder. No todos los amuletos son compatibles con todas las personas. Es necesario experimentar para sentir cuál proporciona la protección requerida.

 

Amuletos: Piedras protectoras


Existen piedras preciosas o semi-preciosas que tienen distintos poderes, dependiendo de la necesidad que se presenta. El ámbar, el coral, el diamante, la esmeralda, el jade y el topacio son empleados como amuletos.

Estas piedras pueden llegar, incluso, a proteger de malos espíritus, mal de ojo, embrujos que terceros pueden proyectar de forma consciente e inconsciente.

Principales amuletos


Los amuletos pueden variar de acuerdo a cada cultura, pero existen algunos que son muy comunes a nivel mundial.
  • El Hamsa o mano de Fátima o Miriam. Empleado para alejar el mal de ojo y evitar las tragedias.
  • El Nazar. También se conoce como el ojo azul, protege contra el mal de ojo. Es común observarlo incluido en la decoración.
  • La piedra DZI. Está tallada en Ágata y proporciona bienestar espiritual a quien la lleva.
  • Vade Retro. Medallas católicas empleadas para alejar los malos espíritus.
  • Cartas místicas. Además de su capacidad premonitoria, pueden llevarse como superstición para atraer la bonanza económica.
  • El Onamori. Es de origen japonés y está hecho de papel. Su nombre se traduce como protección. Comúnmente se dice que el interior del Onamori no debe ser descubiero.
Muchos amuletos se colocan en lugares visibles tanto del hogar como del lugar de trabajo para evitar que penetren las malas energías.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes