.
Prosperidad y protección con amuletos Feng Shui

Prosperidad y protección con amuletos Feng Shui

Si queremos obtener prosperidad, protección o armonizar las energías de nuestro hogar, nada mejor que utilizar los místicos talismanes y amuletos del Feng Shui, para garantizar que el Chi (energía) positivo se manifieste de forma armónica en nuestro entorno.

A continuación presentamos 3 de los más usados por los especialistas:


Amuletos del Feng Shui: los 3 Sabios Chinos


Conocidos también como los Tres Inmortales Afortunados o los Dioses Estelares, se trata de las figuras de tres ancianos que siempre están juntos: F`uk, L`uk y S`au, los cuales representan los dones de la fortuna en Prosperidad (Riqueza/Excelencia), Éxito (Poder/Autoridad), y Longevidad (Salud/Evolución).

El primero de los ancianos lleva consigo un pergamino o un niño, que simboliza la felicidad familiar. El segundo sabio trae consigo los lingotes de oro de la riqueza; y el tercero un melocotón o el recipiente Wu Lou, en el que transportar el Elixir de la Vida.

Si seguimos la Escuela del Bagua en el Feng Shui, podemos colocar a los 3 Dioses Estelares en el área de Benefactores de nuestro mapa o plano rectangular (al frente, a la derecha). Otra opción es situarlos en la sala, mirando en dirección a la puerta de entrada principal.


Amuletos del Feng Shui: los Perros Fu


Cuenta una leyenda asiática que la entrada al cielo está protegida por una pareja de perros Fu (también llamados leones de Buda), por lo que son los custodios perfectos para colocarlos en la entrada del hogar o comercio, como protección y defensa de la negatividad.

La figura de los perros Fu se asemeja más a un león que aún canino, dado que ostentan una especie de melena. Podemos reconocer al macho de la pareja porque lleva una bola bajo su pata, mientras que la hembra ostenta una cría, en ocasiones.

Para ubicar a los perros o leones Fu, de acuerdo al Feng Shui, debemos situarlos uno a cada lado de la puerta principal. El macho debe estar del lado izquierdo de la entrada, si nuestra perspectiva es desde la puerta hacia el exterior.

Lee también: 3 prodigiosos amuletos del Feng Shui


Amuletos del Feng Shui: esferas de cristal facetado o tallado


La más popular cura del Feng Shui para contrarrestar el estancamiento del Chi y el exceso de energía Yin, en espacios con poca iluminación o poca ventilación. La esfera de cristal facetado o tallado es un activador y regularizador de energías por excelencia.

Para su uso se recomiendan las elaboradas en cristal transparente, aunque existen modelos de colores que son empleadas por practicantes de la Escuela del Mapa Bagua, para potenciar determinadas áreas.

Las esferas pueden ser octogonales o esféricas. Están unidas a un cordón color rojo, que simboliza la fluidez de la energía del universo, el cual debe medir 9 centímetros de extensión, o bien alguno de los múltiplos de 9 (la unión del Universo).

Estos talismanes del Feng Shui pueden emplearse para disipar la energía en espacios poco iluminados o mal ventilados, así como pasillos o estancias donde existan enfrentamientos de puertas y ventanas. Deben limpiarse regularmente con agua fría y energizarse a la luz de la luna llena.
 
Es importante que, en su posición, las esferas reciban la luz natural del sol. Generalmente se les coloca a la altura de la mitad de la ventana; no obstante, dada su fuerza para dispersar o potenciar energía, se recomienda su uso con moderación y bajo supervisión experta.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes