.
3 prodigiosos amuletos del Feng Shui

3 prodigiosos amuletos del Feng Shui

La presencia de los amuletos ha acompañado a la humanidad durante siglos, con el propósito de brindarnos seguridad en las distintas áreas de nuestra vida. Esta realidad no es ajena al sistema chino de organización y armonización energética de espacios, conocido como Feng Shui.
 
El Feng Shui busca potenciar la fluidez de la energía positiva o Chi, beneficiando a los habitantes del área donde se realiza la práctica, de allí la importancia de las curas, amuletos y correcciones que se aplican.     
 
Existen muchos amuletos dentro del mundo del Feng Shui, en esta oportunidad hablaremos de tres de los más conocidos: Monedas chinas de la riqueza, patos mandarines del amor y el Wu Lou de la curación.

Lee también: Prosperidad y protección con amuletos Feng Shui
 

Amuletos del Feng Shui: Monedas chinas


El más popular de los amuletos de Feng Shui, las monedas chinas son un potente símbolo de riqueza, fortuna infinita y protección contra el mal. Poseen un orificio cuadrado en el centro, lo que en el ciclo de los elementos chinos representa Tierra alimentando Metal.
 
Las monedas chinas cuentan con un lado Yang (4 ideogramas) y un lado Yin (2 ideogramas). El lado Yang debe estar siempre hacia arriba. Las monedas son presentadas atadas por un hilo o cinta roja, que alude a la fluidez de la energía universal.
 
Son presentadas en grupos de múltiplos de 3. Si utilizamos 3 monedas hacemos alegoría a la trinidad Cielo (Circulo) – Tierra (Cuadrado) – Hombre (Usuario). Al emplear 6, reforzamos la fortuna esencial vinculada a la unión familiar.
 
Mientras que un amuleto de 9 monedas nos recuerda la unión y plenitud del Universo. Podemos colocar las monedas chinas en la parte interna del picaporte de nuestra puerta (la fortuna dentro del hogar), en la máquina registradora del negocio u oficina, y en nuestra cartera.


 
 

Amuletos del Feng Shui: Patos Mandarines


Amuleto chino de amor, fidelidad y unión. Representan el matrimonio afortunado. Puede ser utilizado por las parejas para mantener la armonía en su unión, o por los solteros que procuran tener un compañero.
 
Siempre debe tenerse una pareja de patos mandarines, nunca uno solo o más de una pareja. El macho es reconocible porque su cola es más grande y apunta hacia arriba. Al momento de situarlos, ambas figuras deben estar juntas y mirar hacia la misma dirección.
 
Generalmente, la ubicación de los patos mandarines es la zona suroeste de la casa o habitación; sin embargo resulta más beneficioso si se coloca en la dirección Nien Yen (Vida Longeva) de la pareja o practicante.
 
La dirección Nien Yen representa las buenas relaciones personales y familiares. Podemos conseguirla a través del número KUA, que a su vez es obtenido a partir de nuestra fecha de nacimiento.
 

Amuletos del Feng Shui: Wu Lou


El nombre significa calabaza. Antiguamente el Wu Lou consistía en una botella o recipiente fabricado a partir de una calabaza seca, que era utilizado por los viajeros y monjes para transportar agua o medicinas para los convalecientes.   
 
El Wu Lou es uno de los amuletos que simboliza la salud, la curación, longevidad, vitalidad y protección contra el Sha o Chi negativo (energía negativa). Se le usa atado a una cinta roja. Los especialistas recomiendan utilizar los Wu Lou elaborados en madera o jade.
 
Este recipiente puede tener forma femenina (con la figura de Kwan Yin) o masculina (con una serie de monedas atadas). Estudiosos del Feng Shui lo emplean como cura para la estrella negra voladora 2 (Ju Men), que se asocia con enfermedades.
 
La ubicación de las estrellas voladoras cambia cada año, por lo que si se sigue esta práctica deberá cambiarse la posición del Wu Lou. No obstante, otros autores aseguran que es favorable colocar el Wu Lou en la mesa de noche de las personas enfermas, cerca de la entrada de la casa o en la oficina,  para atrapar energías negativas.    

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes