.
Amuletos Poderosos: Caballo de Dalecarlia

Amuletos Poderosos: Caballo de Dalecarlia

El caballo de Dalecarlia, o Dalahäst (en sueco), es un curioso amuleto de origen nórdico, tallado a mano, que representa la figura de un imponente caballo, generalmente pintado de rojo.

El arte de confeccionar el Caballo de Dalecarlia, tiene más de 400 años de antigüedad, y comenzó en la provincia de Dalecarlia (Suecia), donde (inicialmente) era considerado un juguete para los niños.

Con el paso de los años, la imagen se convirtió en un símbolo asociado con la vitalidad, la sabiduría, el éxito y la fidelidad. Además, es una de las curiosidades más buscadas por los turistas en Suecia.

Tradicionalmente, el caballo de Dalecarlia era de color rojo; sin embargo, este tipo de artesanía se ha extendido por el territorio sueco, y es posible encontrar figuras en otras tonalidades, principalmente azul y gris.

Lee también: Amuletos Poderosos: el Martillo de Thor

La diversidad de colores sirve para identificar la región donde la pieza fue tallada, aun cuando sigue conservando el nombre de Caballo de Dalecarlia. También pueden encontrarse ejemplares en vidrio, y otros materiales.

Por lo general, la madera utilizada para confeccionar la figura es el pino, un árbol calificado por diferentes corrientes espirituales como símbolo de la inmortalidad, la regeneración, la constancia, y la buena suerte.

La madera es tallada y pulida (a mano), posteriormente se agrega el color base (generalmente rojo), y una vez seca la capa principal de pintura, se procede a decorarla al estilo kurbits (dibujos tradicionales suecos).

El resultado es un caballo de madera laqueada, dotado con un colorido arnés, que recuerda los motivos florales y las plantas nativas de Suecia.

¿Dónde colocar el caballo de Dalecarlia?


Caballo de Dalecarlia

El mejor lugar para colocar el caballo de Dalecarlia es en la sala del hogar (o la zona donde la familia se congregue la mayor parte del tiempo), y en la biblioteca o área de estudio.

Si tienes una figura pequeña o mediana, puedes situarla cerca del escritorio en tu lugar de trabajo, o en el espacio donde laboras en casa, si eres un emprendedor, iniciando en el mundo de los negocios.

Recordemos que para las culturas antiguas, el caballo es un símbolo de lealtad, devoción, aventura, coraje, independencia, cooperación y poder. Era uno de tótems más apreciados por los guerreros, y se le atribuía el don de la clarividencia.

En el caso específico del caballo de Dalecarlia, se dice que está inspirado en Sleipnir (o Sleipner): “el  mejor de los caballos”, el equino de ocho patas que acompañaba al Odín (dios supremo nórdico), en todas sus batallas.

Las representaciones del caballo de Dalecarlia, pueden ser adquiridas en tiendas físicas y virtuales, especializadas en artesanía internacional o nórdica.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices