.
Aprende a preparar la botella de la Abundancia

Aprende a preparar la botella de la Abundancia

El concepto de abundancia, está íntimamente ligado con el de prosperidad. Al sentir que dispones de recursos más que suficientes, para garantizar tu subsistencia y la de los tuyos, aumenta la sensación de seguridad, generando confianza y estabilidad que se proyectan en todas las áreas de tu vida.
 
Es por ello que a lo largo de la historia de la humanidad, incontables místicos han trabajado en recetas, ritos, hechizos y amuletos, para atraer la abundancia y la prosperidad a quien la solicite.  
 
Uno de los rituales de prosperidad más conocidos, proviene de la milenaria tradición china, y es recomendado por exitosos especialistas del Feng Shui. Se trata de la preparación de la Botella o Frasco de la Abundancia.  
 
Este formidable amuleto, es confeccionado para garantizar el flujo de recursos en el hogar, fomentando con ello el bienestar. Aquí te enseñamos cómo prepararlo.

Lee también: 3 prodigiosos amuletos del Feng Shui

 

Botella de la Abundancia: Ingredientes


 
  • Tres monedas chinas (con un agujero cuadrado en el centro), atadas por el cordel rojo de la buena suerte.
  • Un frasco de vidrio o botella de boca ancha. Cualquiera de las dos opciones elegidas, es indispensable que el recipiente cuente con una tapa.
  • Un poco de aceite de girasol 
  • Arroz (crudo) suficiente para llenar la mitad del recipiente. 
Algunos especialistas del Feng Shui, sugieren incorporar granos de maíz, lentejas, trigo y frijol, bien sea mezclados con el arroz, o a partes iguales con éste. No hay contraindicaciones al respecto, aun cuando la receta original haga solo referencia al arroz.
 
Incluir un mayor número de ingredientes depende de la disponibilidad que tenga la persona que prepara el amuleto, y de sus preferencias. La conexión que tengas con los elementos y la carga simbólica que le des, es lo principal.


 

Botella de la Abundancia: Preparación


Primero confirma que el recipiente de vidrio se encuentre limpio y seco. Seguidamente, entra en sintonía con el trabajo mágico que harás; esto puedes efectuarlo mediante afirmaciones o visualizando imágenes de prosperidad y abundancia.
 
Ejemplo de afirmaciones sencillas pueden ser: “recibo con alegría la abundancia infinita”; “mi hogar es próspero y abundante”;  “todas mis necesidades están cubiertas”; “las riquezas fluyen libremente y en abundancia hacia mi hogar”.
 
Mientras canalizas pensamientos de abundancia, frota las monedas con un poco de aceite de girasol, y colócalas en el fondo del recipiente de vidrio. Después toma el arroz con tu mano dominante (aquella con la que escribes), y comienza a llenar el envase.
 
Este proceso se realiza poco a poco (no introduzcas todo el arroz de una vez). Al llenar la mitad del recipiente, con arroz, comprueba que las monedas estén bien cubiertas y cierra la botella con su tapa.
 
En ese momento puedes agradecer al Universo, la Divinidad o al Arcángel Uriel, por la abundancia infinita para tu hogar. La Botella de la Abundancia debe colocarse en la alacena de la cocina, oculta de la vista de terceros.
 
El ritual debe renovarse al cumplir un año. Las mejores fechas para hacerlo son durante las fases de Luna Creciente o Llena, preferiblemente bajo la influencia de los signos de Tierra (Luna en Tauro, Luna en Virgo, Luna en Capricornio), si se quieren potenciar sus efectos. Otro día con buenas energías, es durante el cumpleaños del preparador. 

Te puede interesar:  

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes