.
¿Cómo crear tu propio altar wiccano?

¿Cómo crear tu propio altar wiccano?

Un altar (proveniente del latín altus “elevación”) hace referencia a una estructura, natural o construida por el hombre, empleada en distintos ritos litúrgicos para presentar ofrendas y sacrificios, a la Divinidad escogida por el oficiante.
 
La figura del altar ha sido utilizada en todas las religiones del mundo, monoteístas y politeístas, desde tiempos antiguos. La estructura, fácilmente reconocible, posee forma de mesa.
 
Cada culto tiene sus propias normas de uso y disposición de objetos en el altar, adecuados a sus actos de fe. En esta oportunidad, nos referiremos específicamente a la instalación de un altar wiccano.
 

Lee también: 12 herramientas mágicas para una buena bruja wicca

 

¿Qué elementos se colocan en el altar Wicca?


La Wicca es una religión contemporánea, basada en el entendimiento con la naturaleza y la veneración de una pareja de dioses como principio creador, que reúne parte de la sabiduría de la brujería antigua con prácticas de la Nueva Era.
 
Aunque cada practicante o grupo de wiccanos (llamado covent), tienen su propio sistema de creencias, la regla primaria de este culto es tener la libertad de hacer lo que se desee, siempre y cuando no implique dañar a alguien más.
 
Uno de los ritos más populares de la cultura Wicca es la colocación del altar, que debe ser instalado antes de cada celebración y desmontado al finalizar, guardando todos sus elementos fuera de la vista de terceros.
 
Los instrumentos más comunes que podemos encontrar en un altar wiccano son:
  • un trozo de tela
  • inciensario
  • cuenco con sal marina
  • copa con agua
  • velas
  • athame o chuchillo de doble filo (mango negro)
  • apagavelas
  • representaciones de los dioses
  • objetos naturales
  • bola de cristal (opcional)


 

Preparación del altar wiccano en 7 pasos


1. Primer paso

Lo primero es barrer el área donde se instalará el altar, utilizando una escoba de hierbas. Esta limpieza es simbólica, la escoba nunca toca el suelo. La intención del ejercicio es dispersar las energías residuales. Debe barrerse en el sentido de las agujas del reloj.
Nota: previamente el lugar debe haber sido aseado.
 


2. Segundo paso

Después, se coloca la mesa o estructura que servirá de altar y se le cubre con el trozo de tela. Tradicionalmente, se utilizan colores como el negro o el blanco, pero cada practicante lo ha adaptado a su gusto.
 


3. Tercer paso

Cumplida esta fase, se procede a ubicar los elementos litúrgicos. Si se cuenta con imágenes que representen al Dios y la Diosa, puede colocarse la del principio masculino en la esquina superior derecha, y la del femenino en la esquina superior izquierda.
 
En caso de que no se tengan iconos, pueden ser sustituidos por velas blancas o una dorada para el Dios y otra plateada para la Diosa.
 


4. Cuarto paso

Si se utilizaron velas para representar a los dioses no es necesario colocar otra, en caso contrario situar una vela blanca al frente, justo en el centro del altar.
Nota: Cada vela debe estar asentada en un candelero o candelabro (puede de ser de barro, cerámica o metal) y se debe tener un apagavelas a mano.
 


5. Quinto paso

En la parte central inferior, cerca del borde de la mesa, se coloca el inciensario. En la esquina inferior derecha se coloca el athame, y en la izquierda el cuenco con sal marina, que puede ser sustituido por un pentáculo.       
 


6. Sexto paso

En el centro, frente a la vela solitaria en caso de que se haya encendido, se colocan las ofrendas naturales (flores, cristales) o amuletos a consagrar, junto con la copa con agua.   
 


7. Séptimo paso

La bola de cristal, en caso de tenerla, debe situarse del lado izquierdo. Con esto se completa la instalación del altar, y puede procederse a su consagración a través de la elevación de una plegaria sencilla, dirigida a los dioses y preparada con las propias palabras.
 
Terminado el ritual, apagar las llamas con el apagavelas, desmontar el altar y guardar sus elementos. 

 

Te puede interesar:  

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes