.
Una ofrenda a las ánimas en el Altar de muertos

Una ofrenda a las ánimas en el Altar de muertos

El Altar de muertos o difuntos, forma parte de una tradición del continente americano, días previos al Día de los muertos el 01 de noviembre. Incluso, en algunos países como México, no sólo se elaboran altares familiares sino de concurso.
 
Esta tradición guarda relación con la costumbre de las culturas prehispánicas en las que los difuntos eran enterrados con piezas de cerámica y alimentos. Esto permitiría que los muertos tuvieran utensilios que acompañaran su camino antes de presentarse ante el Dios de la muerte e incluso pudieran realizarle ofrendas.

Con la llegada de los españoles, este rito fue imposible de erradicar por lo arraigado que se encontraba en la mente de los pobladores.

Lee también: El Día de los Muertos las almas vagan por el mundo

Elementos del Altar de muertos


Altar de muertos: el altar  

El Altar implica el lugar donde se colocarán todas las ofrendas. Ahí se disponen otros elementos básicos en el Altar de muertos.
  • Cruz: la cruz evoca a la religión católica y a todos aquellos que practican la religión.
  • Vela: representa la luz que desea que acompañe a la persona. Si se trata de adultos, se utiliza el color negro o blanco mientras que si son niños se emplean colores.
  • Flores: también pueden acompañar el altar de muertos. Depende de los gustos y la disponibilidad.
  • Vaso: las ánimas una vez que coman, se toman el vaso con agua como digestivo.
  • Mantel: como en todo festejo,  la mesa debe llevar un mantel decorativo. Si se trata de niños, de colores mientras que si se trata de adultos, debe ser blanco.
  • Fotografía: se coloca la foto de una persona querida a la que se le reza.
No debe ser un altar elaborado, sólo debe tener algunas características comunes pero que dependerán de los gustos y tradiciones familiares.

También algunas personas agregan prendas de vestir del difunto, así como la Santa Biblia.


Altar de muertos: la comida

El estilo de comida que se ofrenda dependerá de los platos que eran preferidos por los difuntos. Se elaboran las tres comidas propias del día. En México, uno de los principales promotores de esta tradición, se coloca un caldo en el almuerzo y un plato fuerte e incluso alguna bebida alcohólica si el ánima tenía este gusto.

En los últimos años se ha propagado la costumbre de los denominados panes especial de muertos. Es un cambio reciente ya que se  estilaba colocar siempre sólo alimentos que hayan sido disfrutados por los difuntos.
 
Se reserva una mesa aparte para los difuntos olvidados, que se dispone al lado de la de los familiares. Se pide por las personas fallecidas en accidentes o desastres naturales.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes