.
Almas Gemelas y Compañeros del Karma

Almas Gemelas y Compañeros del Karma

Una antigua leyenda cuenta que al inicio de los tiempos, los principios femenino y masculino se encontraban integrados en un solo ser y una sola alma. El Creador habría decidido separar esta entidad en dos criaturas con espíritus independientes, mujer y hombre.
 
El motivo de la separación varía en las distintas versiones del mito, algunos dicen que fue el castigo a la desobediencia original y otros que se debía a que juntos, alcanzaban más rápido la iluminación, sin experimentar un trabajo de conciencia verdadero y profundo.  
 
Al verse separados, los seres originales se sintieron incompletos y empezaron a buscarse, a través del tiempo y el espacio, con el propósito de volver a fusionarse en una sola entidad. Esta historia, refiere el concepto más extendido del término almas o llamas gemelas, la otra mitad.

Lee también: Karma - ¿qué es?

Almas Gemelas vs Compañeros del Karma


Sin embargo, el significado de las almas gemelas va mucho más allá de la visión romántica e idealizada que se les otorga. La relación entre las almas gemelas está destinada a generar un cambio e impactar al mundo, por lo que trasciende las barreras de la personalidad individual.  Son individuos que pueden unirse, porque aprendieron a aceptarse a sí mismos.
 
Adicionalmente existe otro tipo de figura, más frecuente de encontrar que las almas gemelas, conocidas como Almas Compañeras o Compañeros del Karma, seres a los que estamos unidos por una deuda kármica y cuyo contacto implica un proceso de evolución mutua para los involucrados.
 
Las Almas Compañeras o Compañeros del Karma se atraen entre ellas, lo que frecuentemente lleva el matrimonio o a unirse para alcanzar una misión u objetivo común. Esto no quiere decir que necesariamente debas tener un romance con tu Alma Compañera, porque al igual que tu Alma Gemela, puede tratarse tanto de tu pareja como de un familiar, una amiga o un compañero de trabajo. 

Relaciones Kármicas y Dhármicas


El proceso de crecimiento y evolución que induce el encuentro entre los Compañeros del Karma, es generado a través del antagonismo o de la ayuda mutua. Algunos autores diferencian estas dos vertientes, clasificando el tipo de relación como kármica o dhármica.
 
En las relaciones kármicas, uno busca desequilibrar al otro atacando constantemente su ego hasta hacerlo estallar. Aunque la reacción inicial sea huir, la enseñanza es trascender la situación y aprender lo que encierra: el ego no es tu verdadero ser y tu potencial es ilimitado.
 
Por otra parte, una relación dhármica está basada en una fuerte de energía de reciprocidad, retribución y motivación, que te impulsa a integrar tu potencial, aceptarte y sanar.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes