.
Alfabeto hebreo ¿Qué se esconde tras él?

Alfabeto hebreo ¿Qué se esconde tras él?

El alfabeto hebreo está compuesto por 22 letras que, para muchos, están cargadas de mensajes místicos.

En sus orígenes el alfabeto hebreo estaba representado por dibujos y figuras que estaban relacionados con la vida y las labores de la cultura hebrea. Cada letra tenía a su vez un valor numérico.

Todas estas letras eran conocidas como Abjad, es decir, sólo contenía caracteres consonánticos.

Etimología del alfabeto hebreo


El hebreo tiene en la base de su creación influencia de otros idiomas como el arameo, el babilónico y el fenicio. Según los historiadores, el hebreo tiene una antigüedad de cerca de 30 siglos y el texto más antiguo que se conserva escrito en esta lengua es del siglo IX antes de Cristo.

Según las antiguas escrituras, en la época de Jesús, el hebreo era el idioma más común, aunque generalmente se usaba en las ocasiones de celebración especiales.

Lee también: ¿Qué es la Kabbalah?

Evolución del alfabeto hebreo


Evolución del alfabeto hebreo

El hebreo original constaba sólo de consonantes, los signos vocálicos característicos del Hebreo Bíblico fueron incorporados por los rabinos Masoretas. Que transmitían la historia del pueblo hebreo oralmente y que eran los encargados de, no sólo defender la lengua, sino también la historia.

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, con la creación del estado de Israel, el hebreo fue designado como lengua oficial para el que había que asentar las bases. Muchos no sabían hablarlo o hablaban dialectos y por ello se vivió una uniformización del lenguaje, ampliando el vocabulario que fue preciso.

En la actualidad, además de en Israel, el hebreo es hablado por minorías en países tan distantes como Argentina, Estados Unidos, Francia o Inglaterra.

El significado secreto del alfabeto hebreo


Son muchos los que consideran que los caracteres que componen el alfabeto hebreo son tienen un significado místico. En la Edad Media, los sabios cabalistas utilizan este alfabeto para enviar mensajes codificados.

Este sistema de codificación sustituye la última letra del alfabeto por la primera, la penúltima por la segunda y así consecutivamente.

De este modo, enviar cualquier tipo de mensaje, por comprometido que fuese, era relativamente fácil. Por tanto, el significado místico del alfabeto hebreo no tiene tanto que ver con sus grafías sino con los mensajes ocultos que pueden contener textos universales como la Biblia si se le aplica el sistema de codificación anteriormente mencionado.

Siguiendo estas teorías, textos escritos hace miles de años podrían predecir acontecimientos futuros. La verdad está escrita en ellos sólo que, hasta ahora, no se han leído con la codificación necesaria. Realidad o ficción lo cierto es que estas teorías han dado y darán mucho que hablar.


Te puede interesar: