.
Ágata:  Descubre la piedra sagrada del mundo astral

Ágata: Descubre la piedra sagrada del mundo astral

El ágata no es un mineral específico en sí, sino un conjunto de variedades del cuarzo. Es reconocida por su variedad de colores y su origen se sitúa en Italia, concretamente en Sicilia, aunque también se da en otras regiones del mundo como India, México, Brasil, Estados Unidos o Madagascar.

Las culturas indígenas la consideraban como una parte del cuerpo de los dioses y, por tanto, la consideraban sagrada porque actuaba como una ventana con la que se podían comunicar directamente con ellos.

Son muchos los que en la actualidad piensan que, siendo poseedores de esta piedra, se consigue amplificar la sensibilidad espiritual para percibir las vibraciones y presencias de distintas entidades y espíritus.

El poder del ágata


ágata

Independientemente de lo anteriormente descrito, se considera que el ágata tiene un poder de cura, de protección y de armonía espiritual para aquel que la posee.

Suele decirse que es la piedra quien elige a la persona y no al contrario, por ello, aunque está asociada a algunos signos del zodiaco como Libra o Aries, podrán usarla todos aquellos que sientan que necesitan esa piedra para sentirse protegidos.

Este mineral contribuye al equilibrio emocional y otorga valor, fuerza y coraje en aquellas situaciones en las que se necesita un refuerzo extra.

Se considera que otros de sus poderes es el de proteger contra las energías negativas que nos rodean en nuestro día a día, creando un halo de protección para impedir que contaminen nuestros pensamientos y nuestro modo de pensar y sentir.

Por último, muchas personas la usan como protección mágica contra el miedo, la envidia y la maldad, pero también como una fuente constante de creatividad y de inspiración.

Los propios patrones que se dibujan en el ágata son una llamada a la libertad y a la espontaneidad. Por tanto, no es exagerado hablar de una piedra que nos da el valor de ser aquello que hemos soñado.

Tipos de ágata


  • Ágata azul: Atrae la paz y la tranquilidad, llena el ambiente de energía positiva lo que permite la libre expresión de pensamientos y sentimientos.
  • Ágata musgosa: Son las piedras del optimismo y del amor por las pequeñas cosas que, normalmente, son de las que se compone la felicidad.
  • Ágata de fuego: Dentro de este tipo de piedras, esta modalidad se considera como la piedra protectora, la que promueve el autoconocimiento.
  • Ágata dendrítica: Considerada como la piedra de la plenitud, capaz de alinear nuestra energía interna.

Te puede interesar: