.
La adoración a la Diosa Venus, la diosa del amor y la belleza

La adoración a la Diosa Venus, la diosa del amor y la belleza

La Diosa Venus, una de las deidades más celebres de la antigua Roma conocida como la diosa del amor y de la belleza.

En este artículo nos centraremos en el carácter de la diosa y la adoración que suscitó, sobre todo en los artistas, más que en sus varias historias de amor.

Lee también: Una diosa griega para cada signo zodiacal

El nacimiento y carácter de la Diosa Venus


Diosa Venus

En la mitología griega la diosa Afrodita simbolizaba la belleza y la pasión sexual. Pero para los romanos, que le daban el nombre de Venus, era originalmente la divinidad de los jardines y del crecimiento, y sólo más tarde fue identificada con la diosa griega del amor.

Según el poeta griego Hesíodo, su nacimiento se produciría cuando Cronos, hijo de Urano, mutiló al padre y arrojó sus órganos genitales en el mar, cerca de la isla de Chipre. La Diosa Venus habría nacido de la espuma germinada por los genitales de Urano y así se formaría dentro de una madreperla. Para Homero, ella sería hija de Zeus y de la ninfa Dione, su amante.

Cualquiera que sea la versión verdadera sobre el nacimiento de la Diosa Venus (Afrodita) siempre la refieren como la diosa de la belleza y los placeres, madre del amor, la gracia, los juegos y la risa.

Sin embargo Venus (Afrodita) está lejos de ser siempre la diosa amable de la risa y de la gracia. Era muy cruel y sus venganzas eras despiadadas.

Cuando castigó al Sol (Febo) por haber sido indiscreto con Vulcano (esposo de Venus) y contarle sobre su infidelidad con Marte, ella lo maldijo en todos sus amores y fue siempre infeliz en el amor.

Castigó a Diomedes por haberla herido, haciendo que su mujer Egíale se apasionara por otros hombres. El mismo castigo infringió a Clio que había criticado su amor por Adonis y así siguiendo fue vengativa con Hipólito y Tíndaro, entre otros.

Sin embargo, a pesar de ser vengativa y amable a la vez, su belleza y amabilidad la hace poseedora de cultos por toda Grecia y Roma.

Adoración a la diosa


Diosa Venus

Son muchísimos los cuadros, estatuas y medallas dedicados a Venus, se la representa habitualmente desnuda o semidesnuda, joven, bella, casi siempre sonriente.

Emergiendo del seno de las olas, erguida, de pie sobre una tortuga, en una concha, o montada en un caballo de mar. Con un cortejo de Tritones y de Nereidas o arrastrada en un coche por dos palomas o cisnes.

Estatuas

Hay un gran número de estatuas de Afrodita: las más bellas y las más célebres son la Venus de Medicis, que se cree que es una copia de la Afrodita de Cnide, ejecutada por Praxíteles también están, la Venus de Arle y la famosa Venus de Milo, descubierta en Milo por el Conde Marcellus, en 1820.

En una medalla de la Emperatriz Faustina, se ve la imagen de la Diosa Venus madre, sosteniendo una manzana con la mano derecha y con la izquierda a un niño envuelto en cueros. En otra medalla de la misma emperatriz, se ve a la Venus victoriosa. La diosa acariciando al dios Marte, le prepara para la guerra.

Pinturas

En muchos cuadros modernos, esta divinidad se representa sobre su coche, tirado por dos cisnes. Usa una corona de rosas y tiene cabellera rubia, en los ojos brilla la alegría, en sus labios una amplia sonrisa, en torno a ella juegan pájaros o los querubines.

Pero la obra de arte más famosa que representa a esta diosa es sin duda, El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli. Una de las obras cumbres del gran maestro italiano renacentista.

En esta pintura Zéfiro aparece con su consorte Clóris, es el Viento Oeste, hijo de la Aurora.

Botticelli pinta rostros lejanos como si estuvieran absortos en su mundo interior. El paisaje de mar, naranjos, flores blancas, árboles dorados que representan la divinidad de Venus.

La Hora, con un cinturón de flores rosadas representa a la primavera, el renacimiento que recibe a Venus con su manto flotante.

Y la Diosa Venus majestuosa, parece hecha de mármol, Botticelli hace referencia a una famosa estatua de la antigua Roma. El artista representa a la Venus púdica que cubre su cuerpo con sus manos y su pelo.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices