.
Aceites esenciales: las fragancias también curan

Aceites esenciales: las fragancias también curan

Los aceites son únicos y tienen una identidad propia que los distingue. Cuando se mezclan, los aceites esenciales obtienen otras propiedades que pueden ser incluso para la relajación o la estimulación. Los aceites esenciales poseen fragancias asociadas con propiedades terapéuticas.

Los aceites esenciales provienen de las flores, hojas, frutos, raíces. Son extraídos de las zonas verdes que poseen abundante clorofila. Los aceites esenciales no se ingieren directamente sino que se diluyen en agua y se meclan con otros aceites denominados base.

Los aceites esenciales están asociados a la relajación, tonificación, descongestión y estimulación. Las bondades son captadas a través del sentido del olfato. Son numerosos los efectos positivos de los aceites esenciales:

  • Alivio del dolor
  • Antipresivo
  • Mejoramiento del sistema inmunológico
  • Espectorante
  • Evita contagios
  • Alivio del dolor de garganta
  • Mejoramiento de problemas estomacales.

Lee también: Las Flores de Bach

 

Aromaterapia y aceites esenciales


La Aromaterapia hace uso de los aceites esenciales y los masajes. Pueden emplearse en baños. El efecto en estos casos es muy positivo ya que los aceites esenciales penetran directamente en la piel.

Algunos terapeutas incluyen una pequeña dosis de miel para aumentar las propiedades. Los aceites esenciales también pueden ser inhalados directamente o a través de difusores o atomizadores.

Estos últimos son de uso común para la curación de afecciones respiratorias.

 

Dime qué necesitas y te diré cuál aceite esencial usar


Muchos padecimientos pueden ser tratados a través de la aromaterapia.
  • Albahaca - de gran utilidad para tratar las migrañas y el cansancio mental.
  • Canela - buscado como afrodisíaco y estimulante sexual.
  • Jengibre - procurado para problemas musculares.
  • Lavanda - es utilizado como sedante natural.
  • Rosa - de uso común contra la sinusitis, problemas de circulación y menopausia.
  • Mandarina - potente antidepresivo.
  • Romero - perfecto para estimular la memoria.
  • Salvia - indicada para casos de acné.
  • Tomillo - buen antiséptico.
  • Menta - de gran utilidad para estimular la memoria.
 

Aceites esenciales y gestación



Durante la primera fase del embarazo se recomienda el empleo de aceites esenciales como la mandarina, naranja, toronja, sándalo. A partir de los cuatro meses se utilizan los aceites esenciales de rosa, jengibre, jazmín y eucalipto; entre los 7 y 9 meses, la manzanilla y el tomillo y, finalmente, durante el parto lavanda y jazmín.

Las mujeres en gestación utilizan para disminuir las estrías, aceites esenciales de mandarina y limón que son aplicados directamente en las zonas afectadas. Las náuseas pueden ser controladas con menta a través de un difusor o con naranja dulce directamente aplicada en un pañuelo.

Los aceites esenciales también son empleados para aumentar la producción de leche materna a través de compresas de geranio y ciprés.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes