.
Aceite de árbol de té: un poderoso aliado

Aceite de árbol de té: un poderoso aliado

El aceite de árbol de té es uno de los aceites esenciales más utilizados. Ampliamente conocido por ser un poderoso agente antiséptico, antiviral y fungicida natural.

El aceite de árbol de té procede de un árbol originario de Australia conocido como Maleleuca Alternifolia, que puede llegar a medir hasta diez metros.

La extracción del aceite se lleva a cabo mediante procesos industriales muy cuidados para mantener intactas sus propiedades esenciales y así conservar los beneficios que han hecho de este aceite uno de los más útiles para tener en el botiquín de casa.

El aceite de árbol de té fue popularizado alrededor del mundo en el año 1770 por el capitán inglés James Cook cuando llega a Australia y comienza a reemplazar su té inglés por el té de los aborígenes australianos. Esta infusión era hecha con hojas del árbol de melaluca donde se le debe el nombre "árbol de té".

Por otro lado, las propiedades antisépticas del aceite de árbol de té comenzaron a llamar la atención al ser usado por los soldados australianos que llevaban aceite de árbol de té como desinfectante durante la Primera Guerra Mundial.

La efectividad y propiedades del aceite de árbol de té hace que en el año 1949 el departamento de sanidad australiano reconozca oficialmente los beneficios de este aceite esencial.

Lee también: Palo Santo: el aroma de la naturaleza
 

¿De dónde viene el aceite de árbol de té?


El aceite de árbol de té viene de un árbol originario del norte de Australia llamado Melaleuca alternifolia, por lo que también se le conoce como aceite de melaleuca.

El árbol parece un arbusto cuyas flores son blancas.

El aceite de árbol de té se extrae de las hojas de melaleuca por la destilación al vapor. Es necesario una tonelada de hojas de melaluca para producir diez litros de aceite esencial.

 

Principales propiedades del aceite de árbol de té

  • Es antimicrobiano: Combate todo tipo de organismos, ya sean bacterias u hongos.
  • Se emplea como antiviral en casos de constipados, gripes o dolores de garganta y otitis.
  • Cicatrizante. El aceite de árbol de té acelera la cicatrización de heridas, ayudando también a la desinfección de las mismas.
  • Regula la producción de sebo. El aceite de árbol de té contribuye a mantener la hidratación natural del cutis y el cabello, sobretodo en pieles secas y muy secas.


Usos del aceite de árbol de té


Ya hemos visto algunas de las propiedades del aceite de árbol de té y seguro que ahora te preguntarás cuándo es conveniente usarlo.

El aceite de árbol de té tiene múltiples usos gracias a su gran cantidad de propiedades benéficas para la salud. El aceite de árbol de té aplicado en la piel debe ser diluido por ser altamente concentrado. Generalmente se diluye 8 a 10 gotas de aceite de árbol de té en 1 a 2 litros de agua dependiendo de la sensibilidad de la piel.

Su uso cosmético es casi milagroso, ya que, equilibra tanto la piel grasa como la seca siendo efectivo en el tratamiento del acné y en el control de las glándulas sebáceas. El aceite de árbol de té es usado efectivamente en los siguientes tratamientos:

A continuación te damos algunas claves:
  • Desmaquillador: Si el do it yourself es lo tuyo el aceite de árbol de té (unas 10 gotitas diluidas en una taza con agua tibia) puede ser un gran aliado como desmaquillador.
  • Para eliminar los hongos en las uñas: Aplicando directamente sobre la uña ayudándonos de un bastoncillo. Una o dos veces al día hasta que el hongo desaparezca.
  • Para la piel: Como hemos visto con anterioridad este aceite es cicatrizante. Su aplicación sobre quemaduras, pequeñas heridas o incluso sobre granitos ayudará a la cicatrización. En estos usos puede usar directamente el aceite puro, siempre ayudándonos de un algodón o bastoncillo.
  • En verrugas: Se cree que el aceite de árbol de té ayuda a reducir las verrugas. Lo ideal es aplicar directamente sobre la misma por la noche y dejar al aceite trabajar.
  • Gengivitis: Evita la proliferación de las bacterias causantes de la inflamación y el sangrado de las encías. Se puede preparar un enjuague diluyendo el aceite con agua y usándolo dos veces al día.
  • Halitosis: Hacer enjuagues bucales con árbol de té, por la mañana y por la noche, después del cepillado de dientes.
  • Pie de atleta
  • Verrugas blandas
  • Acné
  • Irritación de garganta
  • Halitosis
  • Aftas
  • Gingivitis
  • Hemorroides
  • Cistitis
  • Herpes
  • Varicela
  • Pediculosis


Beneficios del aceite de árbol de té


El aceite de árbol de té es uno de los aceites esenciales con más beneficios, ya sea, para ser aplicado en la piel, cabello o uñas. Los beneficios del aceite de árbol de té ya eran conocidos por los aborígenes australianos que lo usaban para:
  • humectar la piel
  • cicatrizar heridas
  • aliviar dolores
  • desinflamar picadas, infecciones y afecciones cutáneas
Hoy en día, se han confirmado algunos de los beneficios y propiedades que el aceite de árbol de té tiene como:
  • antibactericida
  • antifúngico
  • antiviral
  • antinflamatorio
  • balsámico
  • expectorante
  • cicatrizante

Ahora que ya conoces algunos de los usos y propiedades del aceite de árbol de té sólo falta dar un paso: comprobarlo por ti mismo.

Te puede interesar:

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes