.
Las 4 nobles verdades del Budismo

Las 4 nobles verdades del Budismo

Cuenta la tradición budista que, con apenas 35 años de edad, Sidarta Gautama permaneció cerca de dos meses meditando en soledad, bajo las ramas de una higuera, con el propósito de alcanzar la iluminación.
 
Una cruenta tormenta se desató, pero ni siquiera la lluvia logró detener la meditación de Gautama. Maravillado por su serenidad, un ser de nombre Muchilinda se acercó a contemplarlo.
 
Muchilinda era el rey de los Nagas (semidioses de forma serpentina), y al constatar el estado de gracia de Sidarta, decidió cubrirlo de la lluvia, abriendo la capucha de su cabeza igual que lo haría una cobra.
 
Al terminar la lluvia, después de siete días, Gautama había encontrado la verdad y la liberación definitiva del sufrimiento, por lo que a partir de ese momento fue conocido como Buda (el despierto o iluminado).
 
Buda condensó el aprendizaje de su experiencia en cuatro principios fundamentales: las 4 nobles verdades, un resumen del camino hacia la eliminación del sufrimiento y la esencia del Budismo.
 
Las 4 nobles verdades estipulan que:

  • “Toda existencia es sufrimiento (dukkha)”
  • “El origen del sufrimiento es el anhelo”
  • “El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa”
  • “Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble Camino Óctuple”
 A través de las 4 nobles verdades puede alcanzarse la paz perfecta (el nirvana), y un estado supremo de liberación, donde el sufrimiento (dukkha) y el velo de Maya  (ilusión) son trascendidos.

Lee también: El significado de los 8 tesoros de Buda  


El significado de las 4 nobles verdades


Poco tiempo después del despertar espiritual, Buda pregonó la enseñanza de las 4 nobles verdades durante su primer discurso, efectuado en Benarés (India), ante la presencia de 5 monjes, antiguos compañeros de viaje de Sidarta.   
 
Las palabras de Buda fueron compiladas en el Dhammacakkappavattana Sutta, también llamado Sutra Beranés, que hoy en día es uno de los principales Sutras o textos asociados al Budismo.
 

“Toda existencia es sufrimiento”

De acuerdo al Sutra Benarés, “el nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, convivir con lo indeseable es sufrimiento, separarse de lo deseable es sufrimiento, no obtener lo que se desea es sufrimiento
 
Ante la inevitabilidad del sufrimiento, en cualquiera de las facetas que pueda presentarse, la enseñanza subyacente es la comprensión y aceptación de esta verdad como algo inherente a la propia vida. 

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!


 

“El origen del sufrimiento es el anhelo”

La noble verdad sobre el origen del sufrimiento es el deseo y los cinco venenos (Apego, Odio, Ignorancia, Ego, Celos), son los que producen nuevos renacimientos”, refiere Buda en el Sutra Benarés.
 
Las decisiones que tomamos, basados en las pasiones humanas (negativas), generan sufrimiento y como parte de la Ley de Causa y Efecto, nos mantienen encadenados al Karma.    
 

“El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa”

Con respecto a la eliminación del sufrimiento, se explica en el Sutra Benarés que “esta cesación es posible eliminando nuestro deseo, librándose del deseo-apego, abandonarlo para siempre, no dándole acogida en nosotros”.
 
Una vez detectada la causa del sufrimiento en nuestra existencia, el siguiente paso es la erradicación de la misma, rechazando el poder que intenta ejercer a través de nosotros.
 

“Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble Camino Óctuple”      

La noble verdad sobre el camino que conduce a la supresión del sufrimiento, hacia el Despertar, el nirvana, es el camino de las ocho ramas, el (noble) sendero óctuple”, afirmó Budá en el Sutra Benarés.
 
El noble camino o sendero óctuple se refiere a una serie de acciones que deben ser observadas y desarrolladas, para lograr la extinción del sufrimiento y la completa liberación del ser.
 
Estas acciones o patrones de conducta son: compresión correcta; pensamiento correcto; habla correcta; acción correcta; ocupación correcta; esfuerzo correcto; atención correcta; y concentración correcta. 
 

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.