.
 

El Aura


El aura es la energía sutil que envuelve a los seres vivos y a los objetos inanimados, significa brisa, labranza, viento suave. 


No es aceptada por todas las personas, por no haber pruebas científicas que demuestren su existencia, a pesar de que la famosa cámara Kirlian- que es capaz de tomar fotografías de las variaciones de presión, humedad, contacto a tierra y conductividad- muchos la consideraban una fotografía del aura.

En la mitología griega, era una ninfa, rápida como la brisa, característica que usaba cuando acompañaba a la diosa griega Artemisa en la caza.

En las pinturas religiosas, la corona luminosa que rodea la cabeza de los santos o de los grandes iluminados, correspondería a la proyección, capaz de ser captada por los artistas.

Se cree que el aura puede ser buena o mala, o puede tener colores. Una persona buena, o equilibrada emocionalmente, por ejemplo, tienen un aura con colores fuertes y vivos.

Dependiendo del aura, diferentes sensaciones pueden ser transmitidas a personas involucradas. Cuando entramos a una sala, y todos se asustan, se dice que es porque el ambiente se puso pesado, ya que tiene un aura oscura.

¿Se puede ver el aura?


aura Hay personas con más facilidad para ver el aura de otras personas y la propia, clarividentes, médiums u otros tienen esta capacidad, pero existen técnicas para aprender a ver y aquí te presentamos algunas de ellas.

Comienza con un ejercicio de relajación. Siéntate cómodamente en una silla. Respira profundamente tres veces, soltando las tensiones mientras exhalas. Frente a una pared lisa y de color claro. Con una luminosidad normal.

Estira tu brazo, con el dorso de la mano virado hacia ti. Luego mira el espacio que hay entre tus dedos sin mirar fijamente tus dedos, pon atención al espacio vacío, intenta relajar la mirada. Después de algunos minutos comenzarás a ver un halo de luminosidad que bordean tus dedos.

Continúa mirando, sin tensiones, y comenzarás a ver que este perfil luminoso comienza a cambiar de color, este es tu aura. Practica luego para ver el aura alrededor de tu cabeza. Frente al espejo, con una pared de color claro sin interferencias detrás de ti.

Mira el espacio sobre tu cabeza, siempre relajado y con la mirada suave, sin tensiones, después de unos minutos comenzarás a ver tu cuerpo etéreo alrededor de tu cabeza, tu aura y su color. No te desalientes si no consigues las primeras veces, al igual que otras técnicas precisan de práctica y perfeccionamiento.

Otra práctica para ver de otra persona es la siguiente: Fije su mirada en una cartulina de color azul por 5 minutos, evitando al máximo el parpadeo de los ojos. Luego, mire a la persona que debe estar delante de un fondo blanco.

Con este ejercicio, forzará sus ojos a ver la imagen del aura de la persona ya que al inicio suele visualizarse de color azul.